Roban placas solares y material de riego a cuatro agricultores de Dosbarrios y de La Guardia

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Toledo reclama un control exhaustivo, vía inspecciones, de los posibles puntos de destino de los materiales robados en explotaciones agrarias, después de que agricultores de Dosbarrios y La Guardia hayan denunciado la sustracción de placas solares y de diversos útiles agrícolas durante el pasado puente de la Constitución.

En la primera semana de diciembre, dos agricultores de Dosbarrios y otros dos de la Guardia han sufrido daños cuantiosos por robos en parcelas de su propiedad. El objetivo de los delincuentes ha sido las instalaciones de placas solares destinadas a regadío, así como cuadros de mandos y relojes para el automatizado del sistema de riego por sectores, baterías, contadores de pozos y cableado.

La denuncia de uno de los agricultores afectados recoge objetos robados por un valor que ronda los 30.000 euros, a los que hay que añadir los destrozos causados en la explotación y en las casetas de campo como consecuencia del sistema de robo utilizado. Tal y como relata uno de los agricultores, los ladrones cortan con una sierra radial los postes de las placas solares para tirarlas al suelo, llevándose después aquellas que resultan menos dañadas pero destrozando la instalación entera. «Si a mí me han robado material por valor de 30.000 euros, a los que habría que añadir lo que costará arreglar los daños que ocasionan, los ladrones podrán aprovechar unos 1.000 euros, porque es mayor el destrozo que causan que las ganancias que puedan sacar del robo», ha asegurado uno de los afectados.

Asaja de Toledo va a solicitar a la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha la intensificación de la vigilancia de la Guardería Rural de la Guardia Civil en la zona, además de reclamar a las distintas administraciones que se controlen los establecimientos donde se sospeche que se pueden vender objetos robados.

Por otro lado, la organización agraria recuerda que estamos en plena campaña de recogida de la aceituna, por lo que insta a vigilar también las zonas olivareras de la provincia de Toledo para prevenir posibles robos.

Así mismo, desde Asaja se anima a los agricultores a denunciar siempre, independientemente del valor de lo sustraído, y a incluir en las denuncias la cuantía de lo robado y una estimación de los desperfectos ocasionados en las explotaciones. Además, es importante seguir las recomendaciones de la Guardia Civil: anotar la numeración de la maquinaria y equipos robados; no dejar visible nada de valor; anotar las matrículas de vehículos sospechosos e informar de su presencia llamando al 062. Y, en caso de robo, no tocar nada.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!