River-Boca. Gustavo Alfaro y sus modificaciones de cara al superclásico: cómo formaría el equipo

Boca cambia su rutina de cara al superclásico de este domingo por la Superliga. Las cábalas o repetir todo al pie de la letra son moneda corriente dentro del fútbol. Son condimentos extra dentro de la preparación de un equipo para afrontar sus compromisos deportivos. Sin contar las acciones personales que los jugadores realizan de manera individual para jugar cada partido.

Pero esta temporada el conjunto xeneize que conduce Gustavo Alfaro decidió virar algunas de ellas. Siempre enfrentar a River supone un peso extra, y pensar en lo que fue el desenlace del año pasado con la final de la Copa Libertadores, supone un replanteo de circunstancias. Por eso, el entrenador decidió cambiar algunas rutinas, pensando en el compromiso inmediato en el Monumental.

Boca siempre concentra en un prestigioso hotel en Puerto Madero, cerca de Casa Amarilla. Su acceso al barrio de la Boca para los entrenamientos y luego la salida para ir a la cancha de Núñez tienen accesos directos. Pero también supone una rutina para los hinchas, quienes acostumbrados a acercarse al lugar para alentar a sus jugadores, ya conocen los movimientos y cuentan con acceso dentro del edificio. Eso no lo comparte el DT, quien prefiere aislar a su plantel de cara a este tipo de compromisos. Sumándole que éste será el primero de tres en la serie de superclásicos.

Por eso, el plantel xeneize marchó este viernes, luego del entrenamiento a las 16 en Casa Amarilla, rumbo a Ezeiza, donde se alojarán en un importante hospedaje. Allí, el equipo ya se quedó en algunas oportunidades y realizó pretemporadas. Además, sumará un nuevo entrenamiento en la mañana del sábado en el predio que Boca tiene en esta localidad, cercano al hotel. Si bien los movimientos de esa práctica serán cortos y específicos, no es común este tipo de activaciones y cambios dentro del club de la Ribera.

Boca llegará al partido con River con un día más de descanso, ya que su compromiso por Copa Libertadores fue el miércoles, y de local. El conjunto millonario además de haber jugado el día jueves, sumó el viaje a Asunción. De todas maneras, el equipo de Núñez se prepara para recibir a Boca y quedarse con el clásico como local.

No es la primera vez que Alfaro modifica la rutina de su plantel. Recientemente, el entrenador decidió cambiar la manera de afrontar la altura y el viaje a Quito, Ecuador, para enfrentar a su rival de cuartos (Liga de Quito) y todo terminó con una victoria por 3-0. Siempre los equipos argentinos que tuvieron que viajar a la altura ecuatoriana lo hicieron el mismo día o con menos de 48 horas, pero en esta oportunidad el DT decidió viajar dos días antes para acostumbrar a sus jugadores a los 2800 metros de altura.

La probable formación de Boca

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!