reunir a sus cuatro hijos

Ha sido difícil pero al final los paparazzis han podido captar la felicidad del cantante Miguel Bosé junto a sus cuatro hijos; Tadeo y Diego (8) e Ivo y Telmo (7) disfrutando de las vacaciones de verano en Madrid. Justo esta semana los cinco acudían al plató de Masterchef que la productora Shine Iberia tiene en Fuente el Saz del Jarama (Madrid). Allí el cantante gran aficionado a la cocina grababa un cameo para la próxima edición de la versión Celebrity, que se estrenará en otoño en La 1 de TVE. Algo tendrá que ver que sea un aficionado a la cocina y que Ana Obregón, amiga y romance de su juventud sea una de las concursantes que más prometen de la edición junto a Tamara Falcó.

En los exteriores del plató se pudo ver a Miguel bajando de una furgoneta color granate junto a sus cuatro hijos. Los mellizos iban vestidos igual y aunque no son idénticos se les puede distinguir por las zapatillas. Esta prueba gráfica viene a confirmar las informaciones que la revista «Corazón» publicó a su llegada a Madrid hace un mes. Entonces se apostaba por una reunión familiar que estas imágenes constatan. También viendo el Instagram del cantante se aprecia un llamativo cambio físico y de humor.

El cantante Miguel Bos̩ y sus cuatro hijos en Madrid, de camino a Fuente el Saz del Jarama (Madrid) РAgencia RAM

El consejo de su madre

Hacía tiempo que no le veíamos tan relajado y sobre todo feliz tal y como él mismo escribe en los textos que acompañan sus imágenes y comparte en las redes con sus miles de seguidores. Aseguran que ha sido su madre, Lucía Bosé, la que le convenció para que tuviera un acercamiento con su ex Nacho Palau y para que volviera a reunir a sus cuatro hijos que llevaban un año sin verse. Este cambio de rumbo le ha venido bien a toda la familia tal y como se puede apreciar. Sin embargo, el entorno del escultor valenciano asegura que este no ha retirado la demanda y que está dispuesto a llegar hasta el final con tal de encontrar una solución legal que sea beneficiosa para los niños. Otros sin embargo, apuntan a que ya habrían llegado a un acuerdo privado entre las partes que habría zanjado toda la polémica. Esto se verá cuando finalicen las vacaciones y Bosé y sus dos hijos regresen a México. Quizás Ivo y Telmo también lo hagan y sea Palau el que tenga que viajar frecuentemente para verles.

Aunque hayan acercado posturas en el tema familiar queda por ver el económico. En la demanda el escultor pedía su parte de las sociedades que están a su nombre y que gestiona el artista. Desde que llegó Bosé su ex ha desaparecido del mapa y ha enmudecido para la prensa.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!