Residentes de Madrid Central recibieron 5.300 multas por falta de información del Gobierno de Carmena

Los problemas con Madrid Central no cesan. Después de que el Gobierno de Manuela Carmena se viese obligado a anular 6.600 expedientes por un defecto de forma en el formato del horario y que el 30 por ciento de los aparcamientos de la zona restringida detectasen fallos en el sistema que registra las matrículas, cientos de residentes denuncian ahora que han recibido una oleada de multas en los últimos meses. Según confirman a ABC fuentes del área de Medio Ambiente y Movilidad, se han impuesto a los vecinos de Centro más de 5.300 sanciones entre el 30 de junio y finales de agosto, una cifra que se prevé mayor cuando se sumen las del último mes, aún por contabilizar. La explicación remite a la falta de información del Ayuntamiento dirigido por Ahora Madrid, ya que no avisó a los conductores de que debían registrar nuevamente los permisos de sus coches con la entrada de julio.

Esta nueva polémica con Madrid Central remite a una situación prevista en el decreto que regula el área de bajas emisiones, pero que el grueso de los residentes del distrito Centro desconocía. El anterior sistema de las cuatro Áreas de Prioridad Residencial (APR) establecía que los conductores con permiso –tanto los residentes como quienes tenían autorización– podían circular libremente por la zona hasta el año 2021. Sin embargo, con la entrada en vigor de la medida estrella de Carmena –noviembre–, estas licencias tenían fecha de caducidad: el 30 de junio. La previsión de la alcadesa y su edil de Medio Ambiente, Inés Sabanés, era que, hasta entonces, los afectados consultarían la ordenanza y estarían enterados de que debían registrar de nuevo sus permisos, pero no fue así.

Además, el Ayuntamiento no envió ninguna notificación a los implicados, ni por carta ni por otra vía. Así, se llegó al punto de que las autorizaciones para las antiguas APR perdieron su valor por completo. Desde la concejalía de Medio Ambiente, que dirige Borja Carabante, detallan que en algunos casos solo se ha impuesto una multa, pero que en otros se ha alcanzado incluso la veintena. «Este Ayuntamiento intentó poner en marcha la moratoria de multas para mejorar los fallos y evitar las molestias a los ciudadanos, pero la Justicia nos ordenó aplicar el decreto vigente», explican.

El actual equipo de Gobierno, de PP y Ciudadanos, señala que se trata de un problema «heredado» que no hace sino probar que «Madrid Central no funciona» y que «los madrileños no estaban bien informados».

Recursos de multas

El horizonte que se plantea ahora dependerá de cada caso. Empresas especializadas en recursos ya han presentado las alegaciones pertinentes, centrándose principalmente en dos cuestiones. Desde Pyramid Consulting, una de las entidades que ha gestionado las denuncias de los residentes, explican que se basan no solo en que se trata de una infracción continuada, sino que la Administración no cumplió en ningún caso con su obligación de «informar debidamente a los ciudadanos».

Fuentes municipales indican que estudiarán cada expediente y después decidirán si se anulan o no. La sanción asciende a 90 euros, con una rebaja del 50 por ciento por pronto pago. Para evitar nuevas multas, los conductores tienen que acceder a la sede electónica y solicitar el nuevo permiso.

Plan anticontaminación

Los problemas con las multas llegan casi en paralelo a la presentación del nuevo plan de calidad de aire que presentará el alcalde José Luis Martínez- Almeida, previsiblemente este lunes, con más de 200 medidas. Esta batería de actuaciones están encaminadas a aliviar las emisiones contaminantes en toda la ciudad. Desde que se formó la coalición entre PP y Cs, ambos partidos han defendido que el sistema de Madrid Central «debe mejorar».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!