Regantes del Segura se sienten ya «enfrentados» al Gobierno al confirmar el trasvase cero para el campo

La Comunidad de Riegos de Levante (margen izquierda)-una de las más numerosas de las que se abastecen del Tajo-Segura con 22.000 socios- se siente ya «enfrentada» alGobierno central tras conocer que ha ratificado el trasvase sin agua para el campo -solo 7,5 hectómetros cúbicos para abastecimiento urbano– con la justificación de que ha llovido en las últimas semanas y hay obras pendientes en las infraestructuras.

«Desde mi punto de vista, con lo aprobado hoy, el Ministerio ha hecho oficial una postura que nos enfrenta de forma directa e inmediata», ha declarado Javier Berenguer, presidente de Riegos de Levante. «Como representante que soy de una de las mayores comunidades de regantes del país, me pongo en marcha ya para defender a mis agricultores. Voy a trabajar más si cabe para compensar el abandono del Gobierno central, y ahora mismo, no se descarta ninguna alternativa», ha anunciado.

Este viernes comienzan las reuniones del grupo de trabajo del círculo por el agua y los representantes de los regantes irán diseñando la estrategia a seguir. «Esta claro que han hecho caso omiso de las reivindicaciones de nuestro colectivo y han puesto en peligro el futuro de un gran sector, compuesto por familias trabajadoras que solo pretenden ganarse la vida y apoyar la economía y autonomía agraria de este país», ha añadido el dirigente ilicitano.

«Plan claro» de cerrarlo

Entre las reacciones a esta decisión ministerial, el presidente de Murcia, Fernando López Miras, ha asegurado este miércoles que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, con la que se ha reunido en Madrid, le ha dicho que su región no necesita agua y ha deducido que tiene un “plan claro” para cerrar el trasvase Tajo-Segura.

A su salida del encuentro de unas dos horas, López Miras ha informado en rueda de prensa de que Ribera le ha comunicado que ha firmado el decreto por el que este mes no enviará los 12,5 hectómetros cúbicos (hm3) de agua para regadío que permiten hoy las existencias de la cabecera del río, por lo que solo llegarán 7,5 de los 20 posibles y para abastecimiento doméstico.

Desde el ministerio hablan en una nota de “criterios científicos y técnicos del dictamen de la comisión” central de explotación del acueducto del 20 de noviembre, que estima que “el valor mensual de referencia para el consumo en destino de lo trasvasado para regadío, aplicadas las restricciones vigentes por sequía, es de 16,29 hm3”.

Como las reservas en los embalses de la cuenca asociados al trasvase son de 16,32 y ha llovido abundantemente últimamente, el consumo previsto se cubre con ellas, según el ministerio, que también alude a daños “significativos” en el canal del postrasvase por la torrencialidad de esas lluvias en la comarca del campo de Cartagena, que se repararán en dos meses con 3,8 millones de euros. Este extremo había sido desmentido por los regantes del Tajo-Segura.

Venía muy preocupado y salgo muy enfadado tras haber constatado cómo los planes del Gobierno de España y del PSOE son cerrar el trasvase. Jamás habían tenido algo tan claro como esta hoja de ruta y este plan para hacerlo”, ha subrayado el presidente murciano.

Según sus palabras, “todas las medidas planteadas por Ribera se encaminan a ello y no ha habido ni una sola propuesta para garantizar su permanencia“.

“Como ella -ha añadido- cree que en Murcia no se necesita agua, nos la han cortado y no podemos permitir este ataque, el mayor y más duro que jamás se ha hecho a la región, a una infraestructura que lleva 40 años dando progreso y desarrollo”.

A su regreso a Murcia, López Miras convocará con urgencia la Mesa del Agua para informar a los agentes del sector de la situación, “que es muy grave” con “un recurso vital que se está negando a los murcianos, que aprovechan cada gota de la manera más eficiente”, ha comentado..

Decisión ministerial

Según explican en su nota de prensa, en la circunstancias actuales la cantidad de agua que puede trasvasarse no se determina automáticamente sino que es decidida por el Ministerio “de forma motivada”, de acuerdo con las reglas de explotación fijadas por la ley. La horquilla de agua que puede trasvasarse en nivel 3 oscila entre 0 y 20 Hm3, asegurando que los primeros 7,5 Hm3 se destinen a los abastecimientos urbanos.

Así, las reservas en la demarcación del Segura, a 1 de noviembre, en los embalses de la cuenca asociados al trasvase son de 16,32 hm3, lo que supone que “el consumo previsto del regadío está cubierto con las reservas”. “Por otra parte, las lluvias producidas durante este mes han tenido un efecto favorable en los indicadores de sequía de la cuenca del Segura”, relatan.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!