Reforestan la selva misionera con más de cinco mil árboles nativos plantados en tres días

Estos nuevos ejemplares se suman a los más de 120.000 plantines que Fundación Vida Silvestre Argentina ha plantado en los últimos 10 años Crédito: Emiliano Salvador / Vida Silvestre

En los últimos días más de cinco mil ejemplares de especies nativas fueron plantados en más de 15 hectáreas de la selva misionera con el apoyo de estudiantes de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Misiones, alumnos y docentes de la Escuela de la Familia Agrícola (EFA-Andresito), guardaparques provinciales, vecinos y propietarios en la Reserva Privada San Sebastián de la Selva. Estos nuevos ejemplares se suman a los más de 120.000 plantines que Fundación Vida Silvestre Argentina plantó en los últimos 10 años, reforestando así ya más de 225 hectáreas de selva. En los próximos meses esperan reforestar otras 60 hectáreas en Comandante Andresito, Misiones

La recuperación y reforestación de la selva misionera es uno de los objetivos que la Fundación Vida Silvestre Argentina sostiene hace una década en Misiones. En este tiempo ya reforestó 225 hectáreas con más de 120.000 plantines de especies nativas que la organización produce en un vivero ubicado en la Reserva de Vida Silvestre Urugua-í, un área protegida de su administración.

En los últimos días, durante tres intensas jornadas, Vida Silvestre plantó más de 5.000 plantines de 35 especies de la selva misionera en la Reserva Privada San Sebastián de la Selva, ubicada en el Corredor Biológico Urugua-í – Foerster, sobre un área que había sido utilizada para la producción ganadera. Para esta tarea, contó con el apoyo de estudiantes de la Tecnicatura Universitaria Guardaparque y de la carrera de Ingeniería Forestal, ambas de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Misiones, alumnos y docentes de la Escuela de la Familia Agrícola (EFA-Andresito), guardaparques provinciales, vecinos y propietarios. Estas acciones no podrían haberse ejecutado sin el apoyo del proyecto Hello Atlantic Forest junto con WWF US y de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación en el marco del Plan Nacional de Restauración.

ejemplares de especies nativas en más de 15 hectáreas fueron plantadas en la selva misionera con el apoyo de estudiantes de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Misiones, alumnos y docentes de la Escuela de la Familia Agrícola (EFA-Andresito), guardaparques provinciales, Crédito: Emiliano Salvador / Vida Silvestre

Este trabajo, no solo fue un festejo por los 10 años de trabajo en la zona, sino que también fue el comienzo de las tareas de plantación de 60 nuevas hectáreas que la organización tiene previsto realizar en 2019 en el Corredor Biológico Urugua-í – Foerster, involucrando a propietarios privados de reservas naturales y pequeños y medianos productores que asumieron el compromiso de recuperar el bosque en los márgenes de arroyos.

El Corredor Biológico Urugua-í – Foerster es un área de conectividad entre los Parques Provinciales Urugua-í y Guardaparque Horacio Foerster, sitio de alto valor para la conservación. En esta misma zona, propietarios privados decidieron invertir y crear reservas naturales, interesados en conservar y recuperar áreas con suelos degradados por la práctica de diversas actividades productivas y desarrollar allí actividades sustentables.

La reforestación es la clave

En los últimos meses, el mundo tiene los ojos puestos en los bosques debido a los lamentables incendios que arrasaron con miles de hectáreas de selva. Sin embargo, no solo es bosque lo que se pierde, sino los servicios ambientales que el bosque presta. Es por ello que, desde Vida Silvestre están convencidos de que la plantación de especies nativas es clave para iniciar el proceso de restauración del paisaje forestal y de protección de los suelos y cursos de agua. La absorción de dióxido de carbono -principal responsable del Cambio Climático-, la regulación de los caudales de los ríos y arroyos, oxígeno, protección del suelo y sus nutrientes, alimentos y medicinas, son solo algunos de los servicios ambientales que brindan los bosques.

Estos nuevos ejemplares se suman a los más de 120.000 plantines que Fundación Vida Silvestre Argentina ha plantado en los últimos 10 años
Estos nuevos ejemplares se suman a los más de 120.000 plantines que Fundación Vida Silvestre Argentina ha plantado en los últimos 10 años Crédito: Emiliano Salvador / Vida Silvestre

La recuperación de la selva favorece también la generación de corredores de biodiversidad cuando conectan distintas áreas naturales protegidas entre sí. Esto beneficia a la fauna silvestre y a los ciclos naturales de la flora. Esto es lo que busca la Fundación Vida Silvestre Argentina hace más de 10 años con las experiencias de reforestación. La conexión de estos sitios resulta fundamental para la conservación del hábitat del yaguareté, especie que precisa de grandes extensiones de selva en buen estado de conservación para cumplir su ciclo de vida.

La Fundación Vida Silvestre Argentina es una organización no gubernamental, de bien público y sin fines de lucro creada en 1977. Su misión es proponer e implementar soluciones para conservar la naturaleza, promover el uso sustentable de los recursos naturales y una conducta responsable en un contexto de cambio climático. Desde 1988 está asociada y representa en la Argentina a WWF, una de las organizaciones independientes de conservación más grande del mundo, presente en 100 países.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!