Reflexiones sobre el teatro familiar entre dos creativos del San Martín

Gabriela Marges y Emiliano Dionisi, en el escenario de la sala Casacuberta

Emiliano Dionisi, director de Recuerdos a la hora de la siesta, y Gabriela Marges, de Ulises y Pen√©lope, hablan sobre sus propuestas para ni√Īos, con t√≠teres y m√ļsica

Sobre el mismo escenario en que Mar√≠a Elena Walsh estrenara hace m√°s de medio siglo Canciones para mirar y Do√Īa Disparate y Bambuco se monta una escenograf√≠a que remite al imaginario creado por la gran poetisa. Es parte de la propuesta de Emiliano Dionisi para Recuerdos a la hora de la siesta, que se representa en la Sala Casacuberta del Teatro San Mart√≠n. Ese mismo escenario fue frecuentado tambi√©n muchas veces por el Grupo de Titiriteros fundado por Ariel Bufano. Parte del mismo participa de la puesta de Dionisi, junto con otros actores, m√ļsicos y bailarines. La apuesta principal del Grupo de Titiriteros para estas vacaciones de invierno subi√≥ a escena sin embargo en el Teatro Regio, con la recreaci√≥n de otro tema cl√°sico, de or√≠genes m√°s lejanos en el tiempo y el espacio: Ulises y Pen√©lope, con direcci√≥n de Gabriela Marges.

Dionisi y Marges dialogan sobre ese escenario en torno a los procesos creativos en la escena infantil. Ambos abrevaron directamente de la generaci√≥n fundacional del teatro para chicos. Dionisi, con Hugo Mid√≥n, cuya obra Huesito Carac√ļ puso en escena a comienzos de esta temporada en otra sala. Marges, por su parte, perteneci√≥ a la primera camada formada en el Grupo de Titiriteros, despu√©s de haberse iniciado como actriz con Mid√≥n. Tras m√°s de veinte a√Īos dirigiendo su propio elenco independiente -Babelteatro- vuelve al San Mart√≠n, un poco como Ulises a Itaca, sorteando escollos: “Trabajar de manera independiente te da posibilidades y l√≠mites, trabajar con el elenco estable dentro del Complejo Teatral tambi√©n.” Reconoce que tuvo que invertir energ√≠a en poner en juego la experiencia y versatilidad de recursos del Grupo de Titiriteros en el marco de los procesos de gesti√≥n no siempre sencillos de una instituci√≥n teatral de grandes dimensiones.

Marges tiene en su haber diversas aproximaciones a los cl√°sicos para p√ļblico familiar, como Galileo Galilei y La flauta m√°gica. Para Ulises y Pen√©lope no se inspir√≥ solamente en el poema de Homero, sino tambi√©n en la versi√≥n oper√≠stica del mismo compuesta por Claudio Monteverdi. “Ulises tiene que ver con el origen de los tiempos, la explicaci√≥n de la cosmogon√≠a, y tambi√©n con el origen de la literatura. Es una historia sobre la guerra y el amor. Mi abordaje es c√≥mo acercar estos materiales no s√≥lo al ni√Īo, sino a toda la familia, hablar de ciertas obras que todo el mundo conoce de nombre, pero que pocos leyeron realmente. El t√≠tere se expresa en un lenguaje que permite otro contacto, te lleva a otro imaginario, en el que el texto est√° como sustrato de las im√°genes.”

“A m√≠ me pidieron trabajar sobre el universo de Mar√≠a Elena Walsh desde un enfoque no tradicional”, dice Dionisi. “As√≠ que propuse una especie de precuela inventada que mantenga el esp√≠ritu de su po√©tica, una biopic ficticia sobre la infancia de Mar√≠a Elena que recorre las circunstancias que podr√≠a haber llegado a vivir para inspirarle sus personajes, sus cuentos. Todas las escenas est√°n inspiradas en una canci√≥n o en un relato, sin ser un abordaje espec√≠fico de ninguna. Con m√ļsica original, que no es de ella.”

Ese es el doble juego que el cocreador de Los monstruos (junto con Mart√≠n Rodr√≠guez) ten√≠a ganas de trabajar. “Quien conozca a Mar√≠a Elena y su obra la va a ver por todos lados. Y quien no, va a ver una obra nueva y probablemente tenga ganas despu√©s de descubrir algo de su po√©tica. Tiene una idea del arte como concepci√≥n de la vida, Mar√≠a Elena entiende que el arte es la manera de ver a su sociedad, a sus compa√Īeros, a su familia y a su infancia, y de pensarse en su vejez, todo est√° atravesado por esa po√©tica entre simple y bella y, al mismo tiempo, melanc√≥lica, como si fuese artista por sobre todo, como si su primer impulso de vida fuese el arte. Hay cosas que tomo de ensayos y de entrevistas. Lo interesante en ella es su forma de mirar la vida y de concebir el mundo a trav√©s de su poes√≠a. No solamente su creaci√≥n espec√≠fica, art√≠stica. Esa manera particular de ver las cosas es la protagonista del espect√°culo.”

Marges asiente que Mar√≠a Elena es troncal en la concepci√≥n de una po√©tica de la infancia. “La primera vez que tuve contacto con su obra, a los cinco a√Īos en el jard√≠n de infantes, recuerdo que no entend√≠a las letras, pero llegaba a casa cantando las canciones. No importa si no se entienden todas las palabras, la poes√≠a va a entrar. Recortar el material para que el chico entienda todo es un falso concepto, es como decirle: ‘ven√≠ a conocer el mar, pero te lo muestro por esta ventanita, todav√≠a no pod√©s verlo todo’. Yo hago espect√°culos en los que cada uno puede tomar algo. O reelaborarlo convers√°ndolo con el adulto”, agrega la titiritera.

Dionisi coincide: “Me parece que se tiene el prejuicio del espacio para los pibes, que como adulto vas al teatro a acompa√Īar al chico, en vez de tenerlo como un espacio de encuentro, que es por lo menos lo que yo me propongo siempre. Hacemos teatro familiar y no creo que simplemente sea una frase marketinera para vender m√°s entradas. Hay un espacio que tiene que ser compartido, hay algo del espect√°culo que tiene que estar dirigido para todos, no es un espect√°culo para chicos que entretiene de pasada al adulto con gui√Īos, o un espect√°culo para adultos que puedan ver pibes. Sino realmente un espacio de compartir las emociones y la po√©tica. Si el espect√°culo es bueno atraviesa a todos.”

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!