Reclaman 40.000 euros en el primer juicio civil por venta de cuotas de la CAM a octogenarios

El primer juicio civil por venta de cuotas participativas de forma irregular, los afectados reclaman la devolución de unos 40.000 euros, los ahorros de “toda una vida” de un matrimonio de octogenarios, según la reclamación de sus descendientes. Ocurrió en 2009 y ahora piden también los intereses por esta supuesta estafa de la extinta Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).

La pareja ya ha fallecido y sus tres hijas han acudido este jueves a la vista previa con la Fundación CAM, la responsable jurídica de la CAM cuando el Banco Sabadell no atiende los pagos, en el juzgado de Instrucción número 1 de Alicante, donde esta última ha rehusado devolver el dinero.

Se trata del primer juicio civil sobre las cuotas participativas de la CAM después de que la Audiencia Nacional diera carpetazo a esta presunta estafa desde el punto de vista penal.

De esta forma, el juzgado ha fijado para el 10 de enero a las 12 horas el juicio, en el que las hijas del matrimonio defenderán que el director de la sucursal de la CAM de Jijona engañó a la pareja al proponer que vendieran sus acciones en el BBVA y sumaran sus ahorros para contratar “un plazo fijo más rentable” que, en realidad, eran las cuotas participativas, un tipo de acciones sin derechos políticos.

Según dos de las hijas personadas ahora en el juzgado, María Asunción y Carmina Verdú Soler, sus padres perdieron la totalidad de los 40.000 euros, dinero que eran los “ahorros de toda la vida”, principalmente conseguidos por la actividad de una heladería que habían tenido en la localidad de Moncada (Valencia).

Muy mayores

Asunción Verdú ha relatado que en el momento de comprar las cuotas su padre tenía 89 años y acababa de superar un ictus mientras que su madre contaba con 85 y “tenía mucha confianza en el director” de la CAM.

Él fue a casa y allí le firmaron todo“, ha señalado la hija, quien ha reiterado que su madre, sin conocimientos en productos bancarios, pensaba que las cuotas eran “un plazo fijo nuevo y muy bueno”.

El padre falleció hace 5 años sin saber que habían perdido los ahorros, ya que le ocultaron la situación debido a su avanzada edad, y la madre murió en 2016 con “el disgusto” de lo ocurrido.

Las hijas esperan que este primer juicio, que tras la falta de acuerdo inicial será el 10 de enero, “abra el camino” a otros porque “hay mucha gente en las mismas condiciones, sobre todo mayores”.

La audiencia previa de este jueves es el primer juicio civil de los 64 que la Plataforma CAM de afectados ha impulsado, entidad que representa a unos 400 clientes de cuotas participativas y participaciones preferentes que compraron estos productos tóxicos por valor de unos 3,5 millones de euros.

De todos esos asuntos, hay fecha de juicio en 24 casos y otras 45 demandas más están terminando de formalizarse en un paquete para acudir en conjunto.

Para el portavoz de la Plataforma, Carlos Pena, “lo peor fue que el director fue a la casa de los dos abuelos personalmente para contratar los productos” y que “llegó a cogerles todo el dinero, incluidos otros plazos fijos para colocarlos íntegramente en cuotas participativas”.

“Es una vergüenza” este tipo de situaciones, ha proseguido Pena, quien ha señalado que en los dos próximos años prevén que los afectados a los que representan puedan recuperar “todo el dinero” perdido de la entidad que posteriormente absorbió el Sabadell.

Ha aclarado que la entidad que se ha personado hoy es la Fundación CAM porque, según el Tribunal Supremo, es la responsable jurídica en caso de que el Banco Sabadell, que se quedó con la parte comercial de CAM, no afronte el pago, como ha ocurrido en este caso.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!