Rajoy aplic√≥ el 155 porque ¬ęlo que es Espa√Īa lo deciden todos los espa√Īoles¬Ľ

Ante la subversi√≥n del orden constitucional y la necesidad de preservar la convivencia ciudadana, el Ejecutivo que presid√≠a Mariano Rajoy no tuvo otra alternativa que no fuera la aplicaci√≥n del art√≠culo 155 de la Constituci√≥n espa√Īola. As√≠ lo explic√≥ ayer en el Tribunal Supremo el expresidente del Gobierno, el √ļnico que ten√≠a en su mano la posibilidad de apretar el bot√≥n para activar un precepto nunca antes utilizado en Espa√Īa. El 155 implic√≥, entre otras medidas, el cese de los miembros del ¬ęgovern¬Ľ y la convocatoria de unas nuevas elecciones que devolvieran la normalidad democr√°tica a Catalu√Īa, algo ¬ęin√©dito¬Ľ.

Rajoy, el tercer testigo que compareci√≥ ayer en la octava sesi√≥n del juicio del ¬ęproc√©s¬Ľ, record√≥ que los l√≠deres independentistas sab√≠an que el refer√©ndum que iban a celebrar estaba fuera del marco legal. ¬ęEspa√Īa es lo que quieran los espa√Īoles y no una parte de ellos¬Ľ. Rajoy insisti√≥ en que que la soberan√≠a nacional reside en todo el pueblo espa√Īol, ¬ęy nadie, ni el Ejecutivo, ni los representantes de una autonom√≠a, ni un supuesto comit√© de soberanistas, pueden cambiar eso¬Ľ.

¬ęEs el pueblo espa√Īol el que decide lo que es Espa√Īa. Dej√© muy claro cu√°les eran las reglas del juego¬Ľ, se√Īal√≥ el testigo, que se pregunt√≥ en voz alta qu√© suceder√≠a si alguien en un pa√≠s como Alemania pretendiera saltarse la ley y romper la soberan√≠a.

¬ęYo no estaba dispuesto a negociar que la Generalitat cumpliera la ley a cambio de algunas cosas¬Ľ, subray√≥, y dej√≥ claro que nunca negoci√≥ ni convers√≥ con los soberanistas sobre la convocatoria de un refer√©ndum ilegal en Catalu√Īa. ¬ęSobre el refer√©ndum nunca hubo nada de que hablar. Desde la primera reuni√≥n con Artur Mas dej√© patente con meridiana claridad que el presidente del Gobierno en ning√ļn caso iba a liquidar la soberan√≠a nacional¬Ľ, asegur√≥ el exdirigente popular.

En una jornada marcada por el perfil plano de Vox, la Abogac√≠a del Estado como convidado de piedra, y un mayor protagonismo del presidente del Tribunal, Manuel Marchena, Rajoy hizo hincapi√© en que los l√≠deres del ¬ęproc√©s¬Ľ estaban avisados de las posibles consecuencias de sus actos. ¬ęLa situaci√≥n se ven√≠a venir, no hab√≠a que ser muy avispado¬Ľ, expres√≥ el exdirigente popular, que record√≥ que siempre actu√≥ con la prudencia que merec√≠a un momento dif√≠cil.

Al explicar la aplicaci√≥n del art√≠culo 155 y el cese del ¬ęgovern¬Ľ, el expresidente del Gobierno enunci√≥ los cuatro criterios que el Ejecutivo tuvo en cuenta para tomar la decisi√≥n. El respeto a la soberan√≠a nacional, el cumplimiento de la ley, una prudencia que les llev√≥ a buscar el apoyo de todos los partidos pol√≠ticos posibles, y la oportunidad que otorg√≥ a los dirigentes soberanistas lanzados al plan ilegal de rectificar. Todo el mundo ten√≠a una opini√≥n sobre lo que hab√≠a que hacer, dijo, pero era √©l quien ten√≠a que apretar el bot√≥n del 155. Se descart√≥ aplicar los estados de alarma, sitio o excepci√≥n, porque supon√≠an limitar los derechos de los ciudadanos.

¬ęNing√ļn presidente del Gobierno de ning√ļn pa√≠s, de una democracia avanzada como Espa√Īa, puede aceptar que alguien pretenda liquidar la legalidad de su propio pa√≠s, que es lo que ocurri√≥ el 6 y 7 de septiembre, cuando se liquid√≥ la legalidad y la Constituci√≥n. Ning√ļn presidente del Gobierno puede mirar para otro lado¬Ľ, declar√≥ con contundencia Rajoy, reforzando su tesis principal, y en alusi√≥n a las leyes de la ruptura aprobadas en el Parlament para la situaci√≥n de transici√≥n a la independencia.

Antes de llegar al oto√Īo caliente de 2017, Rajoy enumer√≥ seis reuniones que mantuvo con representantes de la Generalitat dentro del marco pol√≠tico, y censur√≥ que en el tramo final del ¬ęproc√©s¬Ľ los dirigentes que hoy se sientan en el banquillo o est√°n fugados solo plantearan una cuesti√≥n sobre la que hablar: la supuesta consulta. ¬ęEllos iban a hacer el refer√©ndum s√≠ o s√≠¬Ľ.

En su comparecencia, Rajoy tambi√©n desminti√≥ el car√°cter simb√≥lico de la declaraci√≥n unilateral de independencia, como han alegado varios acusados, y se√Īal√≥ que sinti√≥ preocupaci√≥n por el clima que envolvi√≥ la convivencia en Catalu√Īa (de violencia, seg√ļn le pregunt√≥ el fiscal) y las situaciones de acoso a polic√≠as nacionales, guardias civiles o concejales constitucionalistas.

Sobre los episodios violentos del 20-S y el 1-O, Rajoy reconoci√≥ que ¬ęnos disgustaron y nos molestaron¬Ľ, pero record√≥ que fueron los lideres independentistas los que lanzaron a la calle a los ciudadanos asumiendo que pod√≠a haber violencia. ¬ęSi se hubiese actuado cumpliendo la ley no habr√≠amos visto esas im√°genes ni otras parecidas. Lo lamento much√≠simo¬Ľ.

Durante su interrogatorio, el juez Marchena tuvo que intervenir en varias ocasiones para cortar las valoraciones de Francesc Homs, que act√ļa como coordinador de varias defensas, o las cuestiones del abogado Andreu Van den Eynde, que cuestionaba a Rajoy si hab√≠a hecho autocr√≠tica.

Antes de la declaraci√≥n de Rajoy hab√≠a pasado por el sal√≥n de plenos del Congreso la exvicepresidenta del Gobierno Soraya S√°enz de Santamar√≠a, quien detall√≥ las tres reuniones que tuvo con el n√ļmero dos de Puigdemont, Oriol Junqueras -en ninguna de ellas se habl√≥ sobre el refer√©ndum- y coincidi√≥ con Rajoy en la necesidad de aplicar el 155 ante una situaci√≥n en la que no hab√≠a marcha atr√°s. ¬ęEstaba en riesgo el orden constitucional. Se hab√≠a declarado la independencia¬Ľ, sentenci√≥.

Con soltura y sin titubear, S√°enz de Santamar√≠a explic√≥ que una cosa es la libertad de expresi√≥n e ideol√≥gica -¬ęuno puede tener las opiniones que considere¬Ľ- y otra distinta ¬ęincumplir la ley, las resoluciones judiciales y generar episodios violentos¬Ľ.

La declaraci√≥n de los miembros del anterior Gobierno estuvo marcada por el protagonismo del juez Marchena, que se vio obligado a intervenir en numerosas ocasiones para reconducir los interrogatorios de las defensas por sus valoraciones jur√≠dicas. ¬ęEs a nosotros a quienes tienen que convencer. A los testigos preg√ļntenles por hechos¬Ľ, repiti√≥ en m√°s de una ocasi√≥n.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!