Radios escolares, mucho más que un medio

Nació como un programa para implicar al alumnado en el sistema mediático y en el mundo de la comunicación pero todos coinciden en que se ha convertido en algo más. Un total de cincuenta centros educativos gallegos cuentan ya con un laboratorio de radio integrado en su biblioteca escolar gracias al programa «Radio na Biblio», promovido por la Consellería de Educación. El proyecto contempla una ayuda para que cada centro ponga en marcha en sus instalaciones todos los medios técnicos para que los alumnos desarrollen y emitan a través de internet sus propios programas de radio. La iniciativa se puso en marcha el curso pasado en 20 colegios e institutos de la Comunidad y tras recabar una gran acogida por parte de los escolares este año se han adherido 30 nuevos centros.

«El recibimiento ha sido fantástico, a los alumnos le encanta», explica en conversación con ABC Beatriz Otero, coordinadora de la biblioteca y del laboratorio de radio en el CEIP Enrique Barreiro de Cambados. En su caso, la ayuda del Gobierno gallego junto con la dotación de un premio escolar que obtuvieron el año pasado les permitió adquirir todos los medios necesarios para la emisión a través de internet y para formar a los profesores en esta materia. Su apuesta pasa por incorporar a todo el alumnado en esta actividad, desde infantil hasta el último curso de primaria, fusionando las distintas materias con la elaboración de programas de radio. En el caso de los escolares más interesados, adquieren formación para la creación de sus propios programas, que difunden a través de la red. «En cursos como segundo o tercero de primaria la radio forma parte del día a día de cada asignatura. Está totalmente integrada», señala.

También siguen una dinámica similar en el CPI Manuel Suárez de O Rosal, en donde confiesan sentirse «desbordados» por las prestaciones «didácticas y emocionales» que este medio de comunicación traslada a los alumnos. «Se crea un ambiente realmente enriquecedor», relata Dolores Sánchez, la coordinadora de esta actividad en el centro. Aunque el proyecto abarca a la totalidad de los alumnos, el CPI pontevedrés ha apostado por aplicar además los beneficios de la radio de un modo «terapéutico» para escolares con dificultades. «De repente ves como un niño con dislexia es capaz de leer un guión, de entenderlo, y se sienten bien. También tenemos niños con autismo…», expone Sánchez. La coordinadora del proyecto insiste en que la actividad se amolda a las particularidades de cada alumno y mientras los más pequeños realizan actividades bajo la tutela de un profesor, los mayores elaboran, producen y locutan sus propios programas.

«Más soltura que improvisación»

«En nuestro caso los más pequeños suelen hacer cosas como lectura de poemas y los mayores elaboran los programas, usan la mesa de mezclas y trabajan todo lo que tiene que ver con la expresión oral haciendo entrevistas, reportajes…», relata a su vez Flora Grande, responsable del CEIP Virxe do Carme del concello lugués de Sober, que coincide en que el balance de la aplicación de «Radio na Biblio» es «estupendo». Destaca la mejora de los alumnos en todo lo relacionado con la expresión oral, adquiriendo «más soltura y más capacidad de improvisación y de interacción». Aunque también mejoran sus «competencias cívicas», aprendiendo a respetar las opiniones y visiones de cada entrevistado y trabajan en labores como la documentación y la investigación sobre cada invitado. Grande certifica el éxito de la actividad y confiesa que los escolares están «hipermotivados» con todo lo referente al estudio de radio. No solo eso. También sus familias descargan los podcast que elaboran los alumnos a través de una plataforma online.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!