«Quiero que el Herreriano sea un lugar para lanzar artistas»

El nuevo director del Museo Patio Herreriano de Valladolid, el hasta ahora crítico y comisario de exposiciones Javier Hontoria, desatacó el «tremendo potencial» de este centro museístico, comparable –ha dicho– al que pudiera tener una ciudad de mayor tamaño como Valencia y señaló su interés de convertir este espacio en una plataforma para «lanzar artistas».

Hontoria realizó estas declaraciones ayer, justo el día que tomaba posesión de su cargo, en un desayuno informativo en el que estuvo respaldado por la concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, y el asesor del área de Cultura, Juan González-Posada, quien ha estado al frente de este espacio durante dos años desde que su anterior directora, Cristina Fontaneda, fuese destituida en octubre de 2016.

Hontoria agradeció la «confianza» depositada en él y se alegró del proceso seguido para su nombramiento, «un concurso público basado en las buenas prácticas, una cuestión esencial en las prácticas institucionales del arte contemporáneo en España». Una cuestión en la que hizo hincapié la propia concejala recordando que la elección de Hontoria se ha producido por unanimidad por parte de una comisión evaluadora compuesta por varios expertos entre los que se encontraba la directora del Museo Nacional de Escultura, María Bolaños.

Sin excentricidades

«Hagamos un esfuerzo entre todos y pongamos el museo donde debe estar», ha apuntado el nuevo director, que ha insistido en que su proyecto está «muy específicamente pensado para la ciudad de Valladolid. «Me gustaría hacer un programa razonable, no quiero venir con excentricidades», ha defendido, aunque ha añadido que trabajará con «ambición», ya que tiene ganas de «hacer exposiciones donde podamos contarnos mucho». «Quiero crear un espejo de nuestra ciudad, un lugar en el que reconocernos».

La Colección Arte Contemporáneo, las exposiciones y los programas públicos –vinculados más a la labor pedagógica– son las tres patas «unidas como un puño» en las que Javier Hontoria basará su proyecto. Sobre la Colección, «de las más importantes de España», consideró que se puede articular de muchas maneras y citó por ejemplo al escultor Ángel Ferrant:«Estoy deseando trabajar con él y con su legado». Entre las intenciones que perseguirá con sus programas expositivos citó la idea de «que los artistas tengan una importancia central». En este sentido, abogó por que a la vez que exponen estén muy presentes «en la ciudad, en el museo, en la universidad…» con el objetivo de que «el artista sea mejor artista cuando salga de aquí y que la ciudad también lo sea».

De su etapa como critítico se ha dado cuenta de «la escasísima visibilidad que los artistas españoles tienen fuera de nuestras fronteras», algo que le «aterra» y que cree que se puede combatir desde un museo como el Herreriano con «ayuda y colaboración» de otras entidades. En este sentido, dy teniendo en cuenta de que «los recursos públicos hay que racionarlos», destacó la importancia de contar con la empresa privada «no con paternalismos» sino como compañeras de viaje.

Hontoria confesó su predilección por la escultura y avanzó que le gustaría tener un «diálogo constante» con el Museo Nacional de Escultura. Las nuevas psicologías, la incertidumbre ante el cambio climático, las descolonozaciones o los nuevos ruralismos son otras de las temáticas que le gustaría abordar en sus discursos expositivos, en los que también le gustaría tener muy presente a Portugal.

Por su parte, González Posada aprovechó su intervención para sacar pecho de los datos logrados durante su gestión provisional, destacando que durante los dos últimos años el museo ha atraído al 22 por ciento de los visitantes que ha tenido des de su inauguración, a punto de llegar a los 900.000.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!