Quién quiere ser millonario: tiene sordoceguera y donó su premio para ayudar a bebés con esa discapacidad

Martín es ingeniero y maratonista.

Mart√≠n Kremenchuzky lo cuenta as√≠: “A los cinco a√Īos empec√© con problemas auditivos, y a los siete con los de visi√≥n. Primero dej√© de ver de noche, luego se me empez√≥ a achicar cada vez el campo visual. A los 20 el problema se estanc√≥, pero a los 30 empez√≥ a avanzar cada vez m√°s, hasta que hace unos once a√Īos me qued√© completamente ciego”.

Si no hubiera sido por su familia, y en especial por su hijo, el presente de Kremenchuzky hubiera sido muy diferente. A pesar de los dif√≠cil que fue la vida para el participante de Qui√©n quiere ser millonario , supo salir adelante y que su discapacidad no lo paralizara sino que lo llevara hacia adelante. “Antes de quedarme ciego negaba un poco la discapacidad -le cont√≥ a Santiago del Moro -. Me enga√Īaba mucho y sufr√≠ bastante. Una vez que qued√© ciego me d√≠ cuenta de que era indisimulable, as√≠ que me dej√© de enga√Īar y empec√© a tratar de ponerme objetivos que pudiera cumplir. Yo primero hab√≠a decidido ser v√≠ctima, ahora decid√≠ ser protagonista”.

Mart√≠n no solamente complet√≥ los estudios de ingenier√≠a, sino que tambi√©n es maratonista, participa en disciplinas como el esqu√≠ acu√°tico, el remo adaptado (fue parte de la selecci√≥n argentina), y es el √ļnico en todo el mundo con su condici√≥n que particip√≥ del exigente triatl√≥n denominado Ironman.

El entiende mejor que nadie lo importante que es salir adelante, por eso los 300 mil pesos que gan√≥ en el programa tienen destino de donaci√≥n: “La plata va a ser para la Fundaci√≥n F√°tima, que es la primera escuela en especializarse en personas con sordoceguera. Lo est√°n necesitando para el consultorio de estimulaci√≥n temprana de beb√©s. En mi caso, dado que cuando era chico ve√≠a se me facilit√≥ el poder aprender a hablar bien, pero conozco muchos chicos que tienen la misma discapacidad que tengo yo y necesitan de estimulaci√≥n. Por eso decid√≠ que este dinero fuera para ellos”.

A pesar de todo lo que hizo en la vida, y todo lo que planea hacer, el mayor orgullo de Mart√≠n es ser pap√° de Toto, su √ļnico hijo: “Fue mi gran motor para salir adelante. Su nacimiento coincidi√≥ con mi p√©rdida total de visi√≥n. Cuando era chiquito para m√≠ era todo muy f√°cil, lo ten√≠a a upa, le cantaba canciones. Pero despu√©s se me hizo m√°s dif√≠cil. Hoy me acompa√Īa a las competencias, cuando doy conferencias. Es incre√≠ble todas las cosas que compartimos juntos”. El nene, sentado al lado de su pap√° y siendo en muchos momentos “sus ojos”, resumi√≥ emocionado: “No s√© c√≥mo es tener un pap√° que ve, pero con este estoy muy feliz”.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!