Qui√©n quiere ser millonario: Mar√≠a y Claudio participaron para poder operar a su hija de nueve a√Īos

La pareja afronta una situación dificilísima con la esperanza de que todo mejore.

“Esta familia hermosa que tanto lo necesita se acaba de ganar 300 mil pesos”. El enf√°sis de Santiago del Moro en el cierre del programa del martes fue distinto al de los dem√°s. En la √ļltima hora, hab√≠a jugado en Qui√©n quiere ser millonario una familia que no tuvo la vida f√°cil, que necesitaba mucho un premio como ese, y que emocion√≥ a toda la tribuna.

Mar√≠a y Claudio son de Lomas de Zamora y tienen cinco hijos, tres juntos, y dos de parejas anteriores de ella cuyos padres desaparecieron: “√Čl es un gran padre, se hizo cargo de todos, un pap√° del coraz√≥n tambi√©n. Si alg√ļn d√≠a yo no estoy los chicos van a estar bien igual”, dijo la participante.

Los problemas acompa√Īaron a Mar√≠a desde joven, e incluso en el √ļltimo a√Īo la llevaron a tratarse por depresi√≥n. Una madre internada con diagn√≥stico de Alzheimer que “a los chicos ya no los reconoce”. Un padre que se ha vuelto un gran abuelo y que a la vez encontr√≥ la contenci√≥n en la familia de su hija, un marido que da todo por ellos, y desde que se qued√≥ sin trabajo en el ferrocarril comenz√≥ a rebusc√°rselas como pudo: “Cuando me qued√© sin trabajo la empec√© a pelear. Hago changas, soy remisero, ayudo a un mayorista haciendo matambres. Y as√≠ la vamos llevando”, cuenta Claudio; y un hijo con nistagmus cong√©nito (movimiento involuntario de los ojos), miop√≠a y astigmatismo.

Sin embargo, el desvelo de los padres hoy y para lo que piensan destinar todo el premio es para la operaci√≥n y los cuidados de Martina, su hija de nueve a√Īos: “El 31 de octubre la van a operar en el Garrahan. Tiene siete cent√≠metros menos de pierna, naci√≥ as√≠ porque un virus le fue dando vuelta por el cuerpito, se le aloj√≥ en la cadera y le comi√≥ el f√©mur”.

La emoci√≥n de la pareja, que se traslad√≥ al conductor y a la tribuna, fue porque a pesar de los golpes que experimentaron en su vida nunca se dejaron caer, al contrario: “Siempre para adelante. No venimos como otros por un viaje, aunque ojal√° se pudiera. Pero venimos por ellos (sus hijos). Lo √ļnico que queremos es que est√©n cada d√≠a mejor”.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!