Quién quiere ser millonario: es bombera voluntaria y en su tiempo libre estudia enfermería

Abi es parte del cuerpo de bomberos de San Miguel.

Para Abi María Casse, ayudar no solo es un deber sino una motivación. Por eso no dudó cuando hace siete años le surgió la posibilidad de convertirse en bombero voluntario, “así, sin género”, aclaró.

La última participante de la noche del viernes en Quién quiere ser millonario explicó que su vocación no nació con ella, sino que fue heredada: “Soy entrerriana, y tengo a mi abuelo que era jefe del cuartel de bomberos del pueblo. Y desde chiquita me acostumbró a dar ‘una pasadita’ por el cuartel todas las tardes, para mí era lo mejor”.

Así transcurrió la infancia y adolescencia de Abi, hasta que su familia decidió mudarse a Buenos Aires, y la única condición que ella puso fue: “Quiero que nos vayamos a vivir a un lugar donde haya bomberos mujeres”. Hoy, además de su trabajo en el cuartel estudia enfermería. Hoy forma parte de los Bomberos Voluntarios de General Sarmiento de San Miguel.

Aunque todavía las mujeres en el cuerpo de bomberos voluntarios es mínima, cada año el número va en aumento: “En total en la Argentina hay 45 mil bomberos, y solamente 7 mil son mujeres. Recién en 2010 más o menos comenzó a integrarse más a la mujer. De a poquito las chicas se van animando”, le contó Abi a Santiago del Moro.

La noche para Abi terminó junto a su mamá, a su hijo Bautista y a sus compañeros y compañeras llevándose 180 mil pesos, cuyo destino es potenciar la ayuda que brinda diariamente: “Parte del dinero me gustaría donarlo a mi cuartel, por todo lo que me da. Me ayuda a poder estudiar, aparte hago tareas administrativas que me ayudan a tener tiempo para estar con mi hijo. Por eso quiero ayudarlos. Para mí lo mejor es tener este uniforme y poder estudiar una carrera”.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!