quien lo compre tendrá que quemarlo

Santiago Sierra ha vuelto a desafiar a ARCO. El artista, que el año pasado encendió la polémica con su obra «Presos políticos en la España Contemporánea», donde podía verse a varios políticos secesionistas y que fue retirada por la organización de la feria del estand de la galerista Helga de Alvear, lleva como pieza estrella a la edición de este año, la última con Carlos Uurroz al frente, un ninot de cuatro metros y medio de alto de Don Felipe que, quien lo compre, por el módico precio de 200.000 euros, deberá quemar, según establece el contrato de adquisición.

La directora de la galería que lo exhibe en Arco, Ida Pisani, ha explicado esta tarde a EFE que la obra es un trabajo conjunto con Eugenio Merino, el artista que en 2012 exhibió «Forever Franco», una escultura realista de Francisco Franco metido en una nevera.

«Ninot» es una obra hecha con poliuretano, cartón piedra y tela en los talleres valencianos de Manolo Martín, de la empresa de fallas MDoble, según Pisani.

El muñeco, en el que se ha invertido un año de trabajo, está vestido con un traje oscuro de tela, corbata verde, camisa grisácea y zapatos negros y la galerista perfuma periódicamente la escultura con la colonia que, dice, «usa siempre» Felipe VI.

El compromiso es que el coleccionista que lo compre, y así debe firmarlo en contrato cuando abone los 200.000 euros, tendrá que quemarlo en un acto público, del que Pisani no ha dado más datos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!