¿Qué puede pasar si el Parlamento británico rechaza el acuerdo del Brexit?

Theresa May viene advirtiendo desde hace días de que el Brexit puede estar en peligro si los diputados no votan en el Parlamento a favor del acuerdo alcanzado con Bruselas. Por ahora, casi 90 parlamentarios conservadores han confirmado que votarán en contra del acuerdo conseguido por su líder. Tampoco lo apoyará su socio de Gobierno, el DUP. Con la oposición al completo también en contra, May deberá encontrar una forma para tratar de pasar el trámite parlamentario.

Si, finalmente, este escenario, el de echar abajo el pacto, sigue adelante como parece que será ¿qué pasará entonces?

-Renegociar el acuerdo

Algo que parece impensable tras el visto bueno de los 27 líderes este fin de semana y con la propia Theresa May y sus homólogos europeos asegurando que este es «el único acuerdo posible». Además, esto enfurecería tanto a los diputados conservadores como a Bruselas y sería visto como una humillación del Gobierno británico.

-Moción de censura

El anterior escenario podría desencadenar la moción de confianza sobre el liderazgo de May que, por ahora, parece descartada tras no conseguir los conservadores rebeldes las 48 cartas necesarias para sacarla adelante.

Entonces, en esa votación, todos los diputados conservadores en el Parlamento (315) se les pediría que votaran a favor o en contra de su líder. Si May gana, no puede ser desafiada por lo menos durante 12 meses. Si pierde, se abre un proceso de primarias en el partido para sucederla como líder conservadora y como primera ministra.

-Plan B: solución noruega

Los medios británicos ya hablan de que un plan b se estaría fraguando para tratar de evitar la catástrofe que sería salir sin acuerdo. The Telegraph habla de que varios ministros, entre ellos el de economía Philip Hammond, ya evalúan la posibilidad de una relación al estilo de Noruega con la Unión Europea con la cual Reino Unido tendría un «mecanismo de salida» más seguro, aunque no podría poner fin a la libre circulación de personas.

Además, con esta opción Reino Unido seguiría siendo miembro del Espacio Económico Europeo (EEE), sin ser miembro de pleno derecho de la UE, algo que seguiría disgustando a muchos en el país, pero que contaría con el apoyo de conservadores proeuropeos y laboristas así como del partido Liberal Demócrata que ha abogado en varias ocasiones por este modelo.

-Retrasar el Brexit

Otro de los escenarios posibles sería una prórroga del artículo 50 y que el brexit se retrasase más allá del 29 de marzo de 2019, fecha de salida de Reino Unido de la UE. May podría pedir al Consejo Europeo más tiempo, una solicitud que no necesariamente tendría que ser aceptada por parte de Bruselas.

-Elecciones generales

Aunque si, finalmente, no se puede llegar a un acuerdo lo que se vislumbra en un futuro no tan lejano serían unas elecciones generales en Reino Unido.

Podría ser May las que la convoque para tratar de desbloquear la situación, aunque parece poco probable ya que, en las últimas, la líder conservadora perdió, incluso, la mayoría absoluta que su partido tenía en el Parlamento.

Sin embargo, no tendría porqué ser ella las que las pidiese. Si una mayoría simple de los diputados votan que no tienen confianza en el gobierno estas podrían salir adelante.

Otra vía para la celebración de elecciones generales sería que el Gobierno derogara o modificara la Ley del Parlamento, que establece un período de cinco años entre las elecciones generales. Esta, tendría que ser aprobada por ambas cámaras (Cómunes y Lores).

-Segundo referendum

Y finalmente, otro escenario que podría tener cabida, aunque parece el más improbable de todos, es el de la celebración de un segundo referéndum. May podría decidir que es imposible encontrar un acuerdo aprobado por el parlamento y optar por dar voz de nuevo a los ciudadanos británicos, algo que debería ser aprobado en el Parlamento y que no parece tendría mucho apoyo por parte de los diputados británicos.

-La alargada sombra del «No Deal»

Algo que ya (casi) nadie quiere en el país. May ha utilizado la amenaza de que el proceso finalice sin acuerdo y lleva alertando de lo catastrófico que esto sería para Reino Unido mediante documentos oficiales. Excepto los más euroescépticos conservadores, los demás diputados de todos los partidos políticos tratarían de sacar adelante cualquier pacto o acuerdo que evitase este escenario.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!