Pujol trata de rehabilitar su figura cinco a√Īos despu√©s de su confesi√≥n

A media tarde del 25 de julio de 2014, Jordi Pujol confes√≥ que √©l y sus siete hijos hab√≠an ocultado al fisco espa√Īol, durante 32 a√Īos, una cantidad de dinero heredado, supuestamente, de Florenci Pujol, padre del hombre que durante 23 a√Īos (1980-2003) dirigi√≥ la pol√≠tica catalana e influy√≥ directamente en la espa√Īola decantando el color de los Gobiernos. Fue una bomba informativa, social y pol√≠tica que cay√≥ sobre la Catalu√Īa oficial, en medio de un proceso secesionista que su sucesor a dedo, Artur Mas, lideraba sin saber a√ļn que la ola independentista acabar√≠a, tambi√©n, con su carrera pol√≠tica. Cinco a√Īos despu√©s, Jordi Pujol intenta rehabilitar su imagen, mientras la Audiencia Nacional investiga al patriarca, a su esposa, Marta Ferrusola, y a sus hijos por el dudoso origen del dinero familiar gestionado en el extranjero sin declarar.

Hoy se cumple un lustro de la confesi√≥n de Pujol: ¬ęMi padre Florenci Pujol dispuso como √ļltima voluntad espec√≠fica que un dinero ubicado en el extranjero -diferente al comprometido en su testamento-, rendimiento de una actividad econ√≥mica de la cual ya se ha escrito y comentado, y que no se encontraba regularizado en el momento de su muerte en septiembre de 1980, fuese destinado a mis siete hijos y mi esposa. (…) Lamentablemente, nunca se encontr√≥ el momento adecuado para regularizar esta herencia¬Ľ.

Con estas palabras ca√≠a un mito pol√≠tico para media Catalu√Īa y parte de Espa√Īa; era el hombre que en los √ļltimos a√Īos hab√≠a callado mientras la reputaci√≥n de su familia (Pujol-Ferrusola) se deshac√≠a por los casos de presunta corrupci√≥n que implicaba a algunos de los v√°stagos, como Jordi Pujol hijo y Oriol Pujol, que a su vez hab√≠a dimitido unos d√≠as antes de los cargos en Converg√®ncia Democr√†tica (CDC), partido que hab√≠a fundado el patriarca y con el que gobern√≥ la Generalitat durante 23 a√Īos.

La confesi√≥n de Pujol puso punto y final a las descalificaciones en contra de los que informaban de los casos de presunta corrupci√≥n que salpicaban a la familia Pujol-Ferrusola. Se acabaron las referencias a ¬ęes un ataque contra Catalu√Īa¬Ľ, ¬ęes un intento de desacreditar el proceso secesionista¬Ľ o ¬ęes para ensuciar el nombre de los Pujol¬Ľ.

Votó el 9-N y el 1-O

A partir del verano de 2014, la Catalu√Īa nacionalista, que construy√≥ Pujol con detenimiento y complicidad durante dos d√©cadas, le dio la espalda. Mas intent√≥ cortar amarras con su icono y valedor pol√≠tico. Su partido se refund√≥ (en 2016), ahora se llama Partit Dem√≤crata Europeu Catal√† (PDECat) y la Generalitat le retir√≥ inmediatamente los honores de expresidente auton√≥mico. Pujol dej√≥ de existir e incluso se cerr√≥ el centro de estudios que llevaba su nombre, pero leg√≥ el ¬ępujolismo¬Ľ, que impregna a todas las formaciones independentistas del Parlamento de Catalu√Īa.

Desde entonces, sus apariciones son a cuentagotas, si bien no falta a ninguno de los grandes acontecimientos independentistas. As√≠, por ejemplo, Pujol, acompa√Īado de su mujer, vot√≥ en la consulta secesionista del 9 de noviembre de 2014, solo tres meses despu√©s de la confesi√≥n, y tambi√©n en el refer√©ndum ilegal del 1 de octubre de 2017, junto a, entre otros, su hijo Oriol.

De la misma manera, aunque se mantiene fuera del primer plano medi√°tico, sigue de cerca la actualidad pol√≠tica. Partidario del proceso separatista y de mantener el pulso al Estado de Derecho, no deja de advertir a los que le quieren escuchar que, en este intento de romper la democracia espa√Īola, ¬ęCatalu√Īa tiene mucho que perder, si sale mal¬Ľ.

Hace menos de veinte d√≠as, visit√≥ a los l√≠deres del ¬ęproc√©s¬Ľ que est√°n en prisi√≥n preventiva esperando la sentencia del Tribunal Supremo y forman parte del PDECat, Joaquim Forn, Jordi Turull y Josep Rull. Y a finales de 2018 les envi√≥ un mensaje en un acto p√ļblico: ¬ęNo est√°is solos¬Ľ.

Actos de peque√Īo formato

En los √ļltimos meses, apoyado por un grupo de excolaboradores durante su etapa al frente de la Generalitat, trata de rehabilitar su figura pol√≠tica. Lo hace desde la entidad creada para ello al poco de confesar su desfalco en marzo de 2015 y bajo el nombre de Associaci√≥ Serviol, que √©l mismo ide√≥ y preside con la finalidad del ¬ęfomento del pensamiento y conocimiento de la sociedad catalana¬Ľ y con ¬ęla voluntad de difundir los escritos y pensamientos de quien la preside¬Ľ.

Aunque su impacto en la actualidad pol√≠tica es m√≠nimo, sus pr√©dicas siguen teniendo seguidores. Actos p√ļblicos de peque√Īo formato, como el del Ateneo Barcelon√©s en mayo de 2018 o los que organiza el grupo Tagamenent-Construir Catalunya, cuyo objetivo es ¬ęrecopilar, glosar y difundir la obra de Jordi Pujol¬Ľ, le permiten ser protagonista y reivindicarse.

Reci√©n cumplidos los 89 a√Īos y un lustro despu√©s de completar su biograf√≠a con la confesi√≥n de haber sido un evasor, Pujol sigue reflexionando sobre Catalu√Īa y defendiendo el nacionalismo que puso en pr√°ctica durante los 23 en los que estuvo al frente de la Generalitat.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!