Publicarán las cartas íntimas de Picasso, Goya, Warhol y Leonardo da Vinci

La correspondencia fue, antes de la aparici√≥n de Internet, uno de los canales de comunicaci√≥n m√°s habituales. Desde cartas de amor hasta aquellas donde se expone un riguroso argumento filos√≥fico, los artistas tambi√©n dejaron su sello impreso. Ahora, salen a la luz cartas √≠ntimas de ellos, como Picasso, Leonardo da Vinci, Frida Kahlo o Goya, entre otros. El responsable de esta haza√Īa ha sido el escritor e historiador Michael Bird, en su libro ¬ęArtists‚Äô Letters: Leonardo da Vinci to David Hockney (Cartas de artistas: de Leonardo da Vinci a David Hockney)¬Ľ.

El g√©nero epistolar fue transversal a muchos artistas, desde los que ped√≠an a sus mecenas que les apoyaran econ√≥micamente, como hizo Rembrandt, hasta aquellos que derrochaban romanticismo sobre el papel, como hizo Rodin. ¬ęDescansa tus manos sobre mi rostro, para que toda mi carne se sienta tna feliz que mi coraz√≥n se vuelva a henchir con tu amor divino¬Ľ, escribi√≥ este, en 1886, a Camille Claudel.

En el libro, tambi√©n se puede leer la opini√≥n de Miguel √Āngel sobre el casamiento de un familiar, en 1550: ¬ęSobre tu casamiento ‚Äďel cual es necesario‚Äď no tengo nada que decir, excepto que no te excedas en tu preocupaci√≥n por las dotes, ya que las posesiones no tienen el valor de las personas. A lo √ļnico que tienes que prestar atenci√≥n es al embarazo, a tener una buena salud y sobre todo, una buena disposici√≥n¬Ľ. Aparte de esto, Miguel √Āngel rogaba que el beb√© no saliera ¬ędeformado¬Ľ.

En la otra cara de la moneda, tambi√©n se puede leer un extracto de la correspondencia que mantuvo Andy Warhol con el editor de Harper, Russell Lynes, en 1949, sobre un tema de insectos. ¬ęInformaci√≥n biogr√°fica / mi vida no podr√≠a llenar una postal de un centavo / nac√≠ en pittsburgh (sic) en 1928 (como todo el mundo ‚Äď en una f√°brica de acero / me gradu√© en Carnegie y ahora estoy en Nueva York movi√©ndome de un piso a otro y, todos ellos, est√°n infestados de cucarachas¬Ľ.

Tambi√©n reserva el libro, que recoge 600 a√Īos de correspondencia de cien artistas diferentes, un espacio para las reivindicaciones feministas, como hizo Judy Chicago, en el verano de 1973, con Lucy Lippard: ¬ęEn estos tiempos de grandes cambios, el arte es esencial. Si la relaci√≥n entre la artista y su comunidad cambia, la gente puede “implicarse” en el arte, en una manera en la que no pueden ahora. Y la artista podr√° dejar de ser v√≠ctima, las barreras entre las formas del arte caer√°n, las barreras entre los “roles” en el arte terminar√°n¬Ľ.

Adem√°s, esta recopilaci√≥n epistolar tambi√©n encierra cartas curiosas, como la mencionada de Judy Chicago, en la que aparecen emoticonos de mariposas, gatos y arco√≠ris. A esto, se suma una nota que dice: ¬ęDefinitivamente, esta no es una carta “guay”¬Ľ.

También destaca el valor que tiene la grafología en todo este libro, para aportar datos sobre la personalidad de artistas. Por ejemplo, la letra de Van Gogh es reposada y transmite calma, mientras que la de Marcel Duchamp es totalmente ilegible e incomoda al lector.

El libro, que se publicar√° el 1 de octubre en Australia, Reino Unido, Estados Unidos y Canad√°, corre a cargo de la editorial White Lion Publishing, tal y como inform√≥ ¬ęArtnet¬Ľ. A√ļn se desconoce si ver√° la luz en Espa√Īa.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!