PSOE y PP cierran la comisión sobre la financiación de Génova

Más de 40 comparecencias y 21 meses de trabajo no han sido suficientes para que los partidos políticos se pusieran de acuerdo sobre si el PP se benefició de una presunta financiación ilegal. La comisión de investigación encargada de dilucidarlo cerró ayer sus puertas en el Congreso sin alcanzar ningún tipo de dictamen, un hecho sin precedentes en el Congreso, después de que PP y PSOE unieran fuerzas para que las labores llegaran a su fin. Quedaban pendientes tres importantes comparecencias: del presidente de ACS, Florentino Pérez; del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó y, sobre todo, del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy.

La posición de los populares era lógica dado que siempre han mantenido que los demás grupos constituyeron esta comisión como un arma para desgastarles. Sin embargo, la decisión del PSOE descolocó a Podemos y Ciudadanos. No en vano, el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, alcanzó La Moncloa gracias a una moción de censura a Mariano Rajoy que justificó en la sentencia del caso Gürtel.

La portavoz de Podemos, Carolina Bescansa, solicitó entonces que el dictamen incluyera una recomendación para que la comisión reabriera sus trabajos en la próxima legislatura y pudiera albergar las comparecencias pendientes. Ciudadanos estuvo de acuerdo al igual que ERC y Bildu. Pero PSOE, PP, PNV y el presidente del órgano, Pedro Quevedo (de Nueva Canarias, coalición del PSOE), rechazaron esta posibilidad de plano.

La propuesta de la formación morada no salió, por tanto, adelante. Quevedo solicitó entonces una segunda votación para decidir si debía elaborarse un dictamen que no incluyera la petición de Podemos. Y esta opción fue rechazada por la suma del PP -que mantenía que no debía haber dictamen-, la formación morada y Ciudadanos. Tanto la formación naranja como los socialistas habían presentado sendas propuestas de dictamen que no llegaron a debatirse, quedando así cerrada la labor de la comisión. Los populares salvan así los muebles de una investigación política que arrancó en mayo de 2017 y de la que siempre temieron un pacto entre sus rivales para una conclusión de condena a las puertas de las elecciones.

«Evitar la regeneración»

Tanto Podemos como Cs cargaron con dureza contra los dos grandes partidos a los que acusaron de haber alcanzado un acuerdo para protegerse mutuamente. Solo así, subrayaron, cobraría sentido la posición del PSOE. Esta componenda incluiría, como contrapartida para los socialistas, el cierre de la comisión de investigación sobre la tesis de Sánchez impulsada por el PP en el Senado.

Para Bescansa PP y PSOE han actuado como una «pinza» para cerrar «en falso» la comisión «precipitadamente». «Hemos asistido al baile de siempre. El bloqueo del PSOE para que no se vean las vergüenzas del PP y al bloqueo del PP para que no se vean las vergüenzas del PSOE», añadió la portavoz adjunta de la formación naranja, Melisa Rodríguez.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!