PSOE de Móstoles, agencia de colocación

La sombra del nepotismo en el Ayuntamiento de Móstoles, dirigido por la socialista Noelia Posse, tiene nuevos argumentos. Después de las renuncias de su hermana, tío y amigos como cargos de confianza y trascender un aumento salarial para su expareja, ahora es la Justicia quien cuestiona los nombramientos de la regidora. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Madrid ha anulado la contratación de Jesús Miguel Espelosín como gerente de Urbanismo por no adecuarse a los requisitos del puesto. Mientras Posse denuncia una «caza de brujas» y reitera que no dimitirá, desde el PSOE-M guardan silencio antes de tomar una decisión.

El caso de Espelosín, militante del PSOE e hijo del socialista Jesús Espelosín Atienza –edil en Madrid con Enrique Tierno Galván y Juan Barranco–, es el sexto que se conoce en Móstoles en apenas dos semanas; el único que incurre en irregularidades. El auto, según adelantó la cadena Ser, concluye que la designación no se adecúa a los requisitos demandados para el puesto.

La sentencia, fechada el pasado 26 de septiembre y contra la que cabe recurso, atiende los argumentos planteados contra el nombramiento y expone que Espelosín no acredita los 15 años de experiencia en el ámbito urbanístico que exige el trabajo como condición indispensable. En su caso, licenciado en Arquitectura en el año 2004, no pasa en el mejor de los casos de los 14 años. Así, el juez señala que «la actuación administrativa no se ajusta a Derecho» y revoca la contratación. Las bases definían el trabajo como un cargo directivo «designado y cesado libremente por el alcalde».

La convocatoria, a la que se presentaron ocho aspirantes, se cerró en marzo de 2018, precisamente solo un mes después de que Posse asumiera el bastón de mando de Móstoles, tras la dimisión como alcalde de David Lucas.

Recurso

El Ayuntamiento, por su parte, anunció este lunes que recurrirá la sentencia porque, a pesar de lo que dice, cuentan con un informe que avala esta experiencia. «Se va a recurrir porque lo que se cuestiona son sus años de experiencia y lo que tenemos nosotros es un informe técnico del jefe de sección de Recursos Humanos de la Gerencia de Urbanismo en el que se confirma que todos los candidatos que se presentan, que fueron ocho, cumplían los requisitos», defendió Posse en una entrevista, también en la Ser.

No fue su única declaración. Denunció una «caza de brujas» dentro de su propio partido. «Me siento perseguida, aquí lo que están intentando algunos personajes de mi partido, y algunos de otros, es pervertir la democracia y ganar con medias verdades y con mentiras lo que no han conseguido con los votos», aseveró la regidora, que aseguró que no dimitirá porque «no ha hecho nada malo».

Sus explicaciones remiten a los escándalos que, a poco más un mes de las elecciones del 10-N, lastran al PSOE en uno de sus feudos. Posse ha dado explicaciones por varios enchufes y por un aumento de 800 euros a su expareja, Gonzalo Sánchez. La coordinadora de Gabinete de Alcaldía, Alicia Domínguez, dimitió tras saberse que es amiga personal suya y que coincidió en otro trabajo con el gerente del Instituto Municipal del Suelo (IMS), Luis Vázquez, también amigo de Posse. Más sonada fue la contratación de su hermana, Laura Posse, para controlar las redes sociales con un sueldo de 52.000 euros y el ascenso de su tío, Héctor Vicente Posse, a director técnico de Deportes.

Frentes abiertos

Pero en paralelo a este enroque, lo cierto es que Posse tiene abiertos dos frentes. El primero es el PSOE de Madrid, que este fin de semana ya deslizó su malestar. «Los socialistas asumimos siempre las responsabilidades de nuestros actos», declaró contundente el secretario general, José Manuel Franco, que además destacó la «merma de confianza». Fuentes del partido, no obstante, explicaron a ABC que están estudiando el caso de Espelosín antes de tomar cualquier decisión.

Por si fuera poco, su socio de Gobierno, Más Madrid Ganar Móstoles, insistió ayer en sus dudas, «Un nuevo liderazgo conseguiría dejar atrás estas dudas más que razonables sobre la regeneración democrática y la ética política que a todo gobernante hay que exigirle», dijo el portavoz de la formación, Gabriel Ortega.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!