Prueba de fuego ante el Panathinaikos de Xavi Pascual

El Barcelona visita esta tarde (20:00 horas) la pista del Panathinaikos con la intención de confirmar su buen estado de forma y sumar su sexta victoria consecutiva en Euroliga, lo que le permitiría asentarse en la zona alta de una clasificación dominada por el invicto Real Madrid, que suma ocho victorias, las mismas que podría sumar hoy también el CSKA, que recibe en Moscú al Zalgiris. A la espera de recibir el viernes al Olimpia Milan, los azulgranas pretenden dar un paso de gigantes en su primer objetivo de clasificarse para los playoff, solventando un primer tramo de calendario hostil en el que habrán jugado seis partidos lejos del Palau Blaugrana en estas primeras ocho jornadas de la competición europea. Pero no lo tendrá nada fácil el Barcelona, que vuelve a verse las caras con Xavi Pascual, el exentrenador que le llevó a conquistar su segunda Euroliga en 2010. Curiosamente, en el bando azulgrana estará Pesic, que fue el que llevó a los culés a su primer cetro continental en 2003. Con el serbio ha regresado el optimismo después de una etapa en la que tanto Bartzokas como Sito Alonso deambularan por la zona baja de la tabla y fueran vapuleados en el OAKA.

El diseño de la actual plantilla del Barcelona permite soñar con la victoria en Grecia y encarrilar una semana complicada, ya que tras la visita del Milan el viernes, el sábado es el Madrid el que juega en el Palau, en un partido de la Liga Endesa. No obstante, el Panathinaikos es un rival de empaque que, aunque fuera de casa suele ser irregular, en el OAKA es contundente. Xavi Pascual tiene en Calathes a su baluarte, como demuestra que es el máximo asistente de la Euroliga, y basa su juego en la potencia física de sus interiores, como Gist y Lasme. En contra de los griegos juega su pobre rendimiento en el tiro exterior. Será un partido especial para Singleton, que regresa a Atenas, aunque no se espera que sea bien recibido por el público griego. «Panathinaikos, además de calidad, tiene experiencia y en apenas dos minutos te puede castigar, como nos pasó en Moscú, donde no jugamos mal ante el CSKA, pero tuvimos tres minutos muy malos. Si le das oportunidad a un equipo de este nivel, entonces no esperes poder ganar», advirtió Pesic antes de viajar a Atenas.

El Barcelona, instalado en una buena trayectoria (9 de 10 victorias en los últimos partidos), convive con cierto estado de euforia tras dos años para olvidar. En este sentido, Pesic pretende rebajar el clima que rodea al equipo. «Por ahora sólo hemos ganado partidos, no hemos ganado aún nada. Naturalmente es mejor si ganamos, pero sólo sirve para tener confianza. Ahora estamos mejorando en defensa y en ataque. Es positivo, pero es muy pronto para ser optimistas», apuntó el técnico, que elogió al rival: «Tiene jugadores interiores como James Gist, muy atlético y móvil; y con bases de calidad como Calathes y Lekavicius», aunque añadió: «No hay tiempo para poder analizar bien a los rivales por lo que es mejor invertir en mejorar cosas en tu equipo como el juego interior o en cómo jugamos en ataque o cómo defendemos a jugadores importantes como Nikos Pappas o Keith Langford, que son buenos tiradores. Este es un partido muy importante para nosotros, pero también para ellos».

Por su parte, Xavi Pascual se refirió al cambio que ha sufrido el Barcelona y la calidad que ahora atesora: «El Barcelona ha cambiado mucho desde que estuve allí. Es un equipo increíble, con excelente calidad. Les costó un poco al principio, pero ahora están en un muy buen momento». El entrenador de Panathinaikos también elogió el juego exterior del conjunto de Svetislav Pesic. «Ellos tiran muy bien, pero para ganar no solo tendremos que hacer una buena defensa, sino también jugar buenos ataques. Debemos ser más eficaces en nuestros tiros abiertos», concluyó.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!