PP y Cs aumentan la presión para que el Gobierno convoque elecciones

Tanto el PP como Ciudadanos han aprovechado las horas bajas por las que atraviesa el Gobierno de Pedro Sánchez para aumentar la presión y reclamar la convocatoria de elecciones. Es la segunda semana consecutiva que el principal partido de la oposición exige al Ejecutivo que llame a las urnas durante la sesión de control en el Congreso de los Diputados. Y hoy, además, se ha unido Ciudadanos. «Aquí huele a muerto», comentaban algunos diputados del PP en los pasillos del Congreso. «Cuando una semana tras otra a un Gobierno se le piden elecciones, la situación política no es sostenible», abundaban.

Con Sánchez de viaje oficial a Washington y con el foco puesto sobre la ministra de Justicia, Dolores Delgado, por su insulto al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la sesión de control ha arrancado con el enfrentamiento entre la portavoz popular Dolors Monserrat y la vicepresidenta Carmen Calvo. La primera ha reclamado a la segunda que «vuelvan, rectifiquen recuperen su dignidad y convoquen elecciones ya». «Desista en su empeño de querer silenciar a las instituciones que no controlan, silenciar a jueces y fiscales y ponerse del lado de golpistas», ha espetado, después de calificar al equipo de Sánchez como el «Gobierno de la vergüenza».

Calvo, ha evitado entrar en la argumentación y se ha limitado a reclamar al PP las mismas reglas de juego que durante la etapa de Gobierno de Mariano Rajoy, citando una resolución del popular Jesús Posada negando que la Mesa del Congreso tenga capacidad para enmendar las decisiones que las mesas de las comisiones adopten sobre las enmiendas. Criticaba así Calvo la decisión de la Mesa del Congreso de inadmitir la enmienda presentada por los socialistas para reformar la Ley de Estabilidad por la vía exprés.

El número dos de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha cerrado su cara a cara con Calvo de manera similar. «No alarguen más esta agonía y este fraude. Seguro que pueden aguantar atrincherados en La Moncloa pero los españoles no les aguantan ni un día más», ha advertido. Calvo aquí sí ha querido entrar en el cuerpo a cuerpo y ha subrayado que Sánchez seguirá en La Moncloa «hasta que el presidente considere cumplido lo que dijo el primer día: gobernar España y normalizarla».

Previamente, Villegas había asegurado que el Ejecutivo ha dinamitado ya «toda su credibilidad, engañando reiteradamente a los españoles». Ha recordado que Sánchez prometió elecciones cuanto antes y pero ahora reconoce querer aguantar hasta 2020, ha puesto sobre la mesa los pactos con los populistas y las metiras sobre la tesis. «Su Gobierno es un fraude, Sánchez es un fraude», cargó. Calvo le ha echado en cara el apoyo que brindó Ciudadanos al Partido Popular para que se mantuviera en el Gobierno después de que se hiciera pública la sentencia por el caso Gürtel.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!