PP, Cs y Vox están a tres escaños de sumar mayoría en el Congreso

A poco más de dos meses para las elecciones generales del 28 de abril, el escenario político es incierto y el resultado se presenta muy abierto. Puede ocurrir de todo, desde una vuelta al pacto de Sánchez con los independentistas y podemitas para gobernar, hasta una mayoría del centro derecha. La diferencia entre una y otra opción es pequeña y la campaña será determinante. Según el barómetro de febrero de ABC/GAD3, el PSOE ganaría en las urnas, alimentado por la caída de Unidos Podemos, pero también de Ciudadanos, mientras que el centro derecha está, a día de hoy, tres escaños por debajo de la mayoría necesaria para poder gobernar.

El PP, Ciudadanos y Vox sumarían ahora mismo 173 escaños, lo que descartaría esta opción para cambiar el Gobierno de España. Los populares son conscientes de que la movilización del electorado será imprescindible para poder frenar a Sánchez y los separatistas catalanes, a pesar de la dificultad añadida por el componente «desmovilizador» que supondrá la coincidencia de la campaña con la Semana Santa, por decisión del presidente socialista. «Vamos a sumar, no tengo duda de que seré presidente del Gobierno», aseguró ayer Pablo Casado a su llegada a Toledo. El líder del PP es optimista, está convencido de que su partido seguirá subiendo hasta las elecciones y conseguirá la suma necesaria para gobernar, como ocurrió en Andalucía.

El PP es el segundo partido, con un 23,2 por ciento de estimación de voto, y 97 diputados. Su tendencia desde diciembre es ligeramente al alza, pero avanza muy lento. En dos meses ha ganado 2,7 puntos y ocho diputados, pero sigue lejos del PSOE, que crece a un ritmo más acelerado. Lo que se ve cada vez con más claridad es que no habrá «sorpasso» de Ciudadanos sobre el PP, algo que pondría el proyecto de Casado en un serio aprieto, pocos meses después de arrancar.

Ciudadanos está en su peor momento de los últimos meses. Su caída continúa, y en este momento sería tercero, con un 15,7 por ciento de votos y 53 diputados, lo que supone una caída 1,4 puntos y ocho diputados en solo un mes. Desde diciembre, la caída es mayor: cinco puntos y 21 diputados menos. Hay que ver en qué queda el «efecto Arrimadas» tras su decisión de presentarse a las generales. Como se ve en la encuesta, los votos que pierde en este mes acuden en línea recta al PSOE,que ha atacado a Ciudadanos en las últimas semanas por participar en la concentración por la unidad de España en la Plaza de Colón, junto al PP y Vox.

Evolución de los sondeos de GAD3
Evolución de los sondeos de GAD3 – ABC

La caída de Ciudadanos lastra la posible mayoría del centro derecha, con un Vox que parece que no rompe el techo. La formación de Santiago Abascal gana un punto en estimación de voto desde enero, pero no lo transforma en nuevos diputados, y sigue con 23. Con Vox se puede dar la paradoja de ganar votos en provincias pequeñas sin traducirlos en escaños, y conseguir con ello hacer más fuerte a la izquierda, ya que se los restaría al PP y la división perjudicaría claramente a la derecha.

La mayoría de centro derecha para gobernar no está garantizada ni mucho menos. La fragmentación de su electorado hace que sus votos sean menos productivos y eso beneficia a la izquierda y los independentistas. El PSOE ganaría ahora las elecciones con un 28,9 por ciento de votos, y 122 diputados. Desde enero, el partido de Sánchez ha subido 2,4 puntos y ha ganado otros 11 diputados. Los socialistas rentabilizan así la caída de Ciudadanos, pero también la de Unidos Podemos, camino de quedarse en la Izquierda Unida de Anguita en 1996, cuando tocó techo al alcanzar el 10,5 por ciento de votos y 21 escaños.

El PSOE gana, pero lo importante en estas elecciones es sumar. Los socialistas podrían tener dos opciones. Una de ellas es la que llevó a Sánchez a La Moncloa: el abrazo con independentistas, Podemos y Bildu para llegar a la mayoría. El dirigente socialista no ha negado en ningún momento, cuando se le ha preguntado por este asunto, que vaya a intentarlo de nuevo. Y los números le salen por ahora: PSOE, Unidos Podemos, ERC, la antigua Convergencia (PDECat), PNV y Bildu suman 177 diputados, uno más de los necesarios para llegar a la mayoría absoluta.

Hundimiento de PodemosLa formación de Iglesias vuelve a caer y estaría ya en los 29 diputadosCiudadanos retrocedeEl partido de Rivera perdería 8 escaños desde enero y estaría ya a 7,5 puntos del PP

Pacto con Ciudadanos

Esa opción, que Sánchez no ha negado, no es la única que tendría el PSOE. Los socialistas podrían mirar una vez más a Ciudadanos, un partido que acaba de decidir de forma oficial que no llegará a acuerdos con el PSOE de Sánchez. Pero a estas alturas nadie se fía de nadie, al menos al cien por cien. La suma de socialistas y Ciudadanos supondría 175 escaños, justo la mitad de la Cámara.

La subida del PSOE está unida, en buena parte, al desplome de Unidos Podemos, cuya desintegración se acelera. La catástrofe de esta formación, sumida en un proceso de descomposición interna y en una crisis de credibilidad por la incoherencia entre lo que predican y practican, se hace visible encuesta tras encuesta. Los de Pablo Iglesias serían cuartos, con un 11,5 por ciento de estimación de voto y 29 escaños, una décima y dos diputados menos que en enero. Desde diciembre, han retrocedido 2,7 puntos y han perdido nueve diputados.

El drama de Unidos Podemos quizás no ha terminado todavía, vista su tendencia imparable. La formación de Iglesias y Montero podría quedar por detrás de Vox, del que solo le separan ya siete décimas y seis diputados.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!