Por una relación más fructífera en la nueva era

Me complace sobremanera visitar la hermosa y fecunda tierra del Reino de Espa√Īa, a invitaci√≥n de Su Majestad el Rey Don Felipe VI, al comienzo de una gira por Europa y Am√©rica Latina con ocasi√≥n de la Cumbre del G20 en Buenos Aires.

La Tierra, hogar com√ļn de los seres humanos, est√° atravesando hoy por hoy cambios complejos y profundos, y la extraordinaria interdependencia derivada de la multipolarizaci√≥n, globalizaci√≥n econ√≥mica, informatizaci√≥n y la diversidad cultural hace de la sociedad humana una comunidad de futuro compartido, al tiempo que se nos presentan desaf√≠os in√©ditos, sobre todo, el creciente proteccionismo y unilateralismo. El principal objetivo de mi presente viaje consiste en abordar, junto con los l√≠deres de los pa√≠ses a visitar y de las principales econom√≠as del mundo, la agenda para reforzar la unidad de la comunidad internacional, mejorar la gobernanza global, desarrollar las relaciones de asociaci√≥n, ahondar la cooperaci√≥n amistosa y en definitiva, fomentar la paz, la estabilidad, el desarrollo y la prosperidad del planeta.

Espa√Īa, como pa√≠s europeo de civilizaci√≥n milenaria, siempre disfruta de fama mundial por sus figuras renombradas de arte y literatura, quienes dejaron huellas deslumbrantes en la historia humana. A pesar de la larga distancia geogr√°fica, hace m√°s de dos milenios, Chang¬īan, la antigua capital china y la ciudad de Tarragona se conectaron por la Ruta de la Seda, itinerario por el que la seda y el t√© chinos eran llevados a Espa√Īa al comp√°s del tintineo de campanillas de camello, salvando el vasto continente euroasi√°tico. Por otro lado, el misionero espa√Īol Diego de Pantoja introdujo la astronom√≠a y calendario occidentales a China en la dinast√≠a Ming, y Juan Cobo, a su vez, tradujo al castellano la obra confuciana ¬ęEspejo rico del claro coraz√≥n¬Ľ. Miguel de Cervantes hizo repetida referencia a China en sus obras, y su El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha goza de enorme popularidad en el p√ļblico chino. Tales an√©cdotas demuestran que, pese a la lejan√≠a, la cultura china y la espa√Īola se atraen y se enriquecen a lo largo de la historia.

La Rep√ļblica Popular China y el Reino de Espa√Īa establecieron relaciones diplom√°ticas en 1973 y los a√Īos desde all√≠ transcurridos han sido testigo, a prueba del constante devenir de la situaci√≥n internacional, de un desarrollo sano y estable de los v√≠nculos bilaterales a base de respeto mutuo, trato en pie de igualdad y cooperaci√≥n de beneficio rec√≠proco.

Son 45 a√Īos de creciente confianza mutua. Ambos pa√≠ses han mantenido contactos de alto nivel y brindado comprensi√≥n y apoyo rec√≠procos en los temas relevantes que ata√Īen a la soberan√≠a y la integridad territorial, asentando una s√≥lida base pol√≠tica para la vinculaci√≥n bilateral. Cuando reci√©n se iniciaba la reforma y apertura de China en los 80 y los 90 del siglo pasado, el gobierno espa√Īol extendi√≥ la mano de amistad a China, ofreciendo valiosa ayuda con tecnolog√≠a industrial para mejorar las infraestructuras de determinados proyectos industriales en nuestro pa√≠s. Tras la crisis financiera internacional y de la deuda soberana de algunos pa√≠ses europeos, la cooperaci√≥n entre ambas partes con el esp√≠ritu de pasajeros navegando en el mismo barco fue trascendental para superar aquellos momentos dif√≠ciles.

Son 45 a√Īos de creciente cooperaci√≥n. Ambos pa√≠ses han desarrollado una estable y fluida cooperaci√≥n econ√≥mica y comercial, hasta amplitud y profundidad sin precedentes. El comercio bilateral alcanz√≥ los 100 millones de d√≥lares por primera vez en 1979 y llega a nada menos que 30.000 millones de d√≥lares en 2017, de modo que Espa√Īa se consolida como socio econ√≥mico y comercial imprescindible de China en Europa, mientras que China se hace el primer socio comercial de Espa√Īa fuera de la UE. El tren China-Europa que une Yiwu y Madrid, considerado como importante cosecha temprana de la Franja y la Ruta, ofrece una alternativa adicional para el transporte de carga entre ambas naciones. Las modalidades innovadoras de cooperaci√≥n en las √°reas de energ√≠a, telecomunicaciones, finanzas, medio ambiente e innovaci√≥n cient√≠fico-tecnol√≥gica, entre otras, proporcionan un impulso sostenido para la expansi√≥n de la cooperaci√≥n pr√°ctica binacional.

Son 45 a√Īos de creciente interacci√≥n cultural. Tanto el mandar√≠n como el castellano son idiomas importantes a nivel global, he aqu√≠ la din√°mica de la cooperaci√≥n ling√ľ√≠stica y cultural bilateral. Su Majestad el Rey Don Felipe VI, en su momento como Pr√≠ncipe de Asturias, se empe√Īaba en instalar el Instituto Cervantes en Pek√≠n. El a√Īo en curso, el espa√Īol ha sido incluido en el plan curricular de educaci√≥n secundaria superior de China. Cada d√≠a hay m√°s j√≥venes espa√Īoles que estudian el mandar√≠n y la cultura china en el Centro Cultural de China en Madrid o los Institutos Confucio. Sin√≥logos espa√Īoles como Alicia Relinque y numerosos hispanistas chinos no escatiman esfuerzos en difundir el idioma y la cultura de la otra parte en el pa√≠s propio.

Una feliz coincidencia

Este a√Īo coincide con el 40¬į aniversario de la reforma y apertura de China y de la reforma constitucional de Espa√Īa. En la nueva era recae en nosotros la responsabilidad de reforzar nuestra cooperaci√≥n para enfrentar los problemas actuales y planear el desarrollo de cara al futuro. Estoy a la expectativa de entablar amplios contactos con l√≠deres y personalidades de diferentes sectores sociales de Espa√Īa para dar continuidad a la amistad China-Espa√Īa y profundizar la cooperaci√≥n bilateral de beneficio mutuo, creando un futuro m√°s brillante y promisorio.

Primero, debemos elevar nuestra Asociaci√≥n Estrat√©gica Integral binacional a un nivel superior y consolidar la base pol√≠tica de la misma. China siempre desarrolla las relaciones con Espa√Īa desde la altura estrat√©gica y con una visi√≥n de largo plazo. Tiene la voluntad de mantener con Espa√Īa las visitas de alto nivel, afianzar los contactos entre gobiernos, parlamentos, partidos pol√≠ticos y autoridades locales, brindarse comprensi√≥n y apoyo rec√≠proco en los temas de intereses medulares y de preocupaciones fundamentales, y garantizar siempre el rumbo correcto de los lazos bilaterales.

Segundo, debemos plasmar el proyecto de las relaciones bilaterales, a base de mayor intercambio conceptual y articulaci√≥n de sendas estrategias de desarrollo. China siempre considera a Espa√Īa como socio en el camino de desarrollo y a trav√©s de las m√ļltiples complementariedades y los mecanismos bilaterales, bien se puede hacer sinergia entre la iniciativa de construir conjuntamente la Franja y la Ruta con la Visi√≥n Estrat√©gica para Espa√Īa en Asia y el Corredor Mediterr√°neo, en b√ļsqueda de cooperaci√≥n triangular con beneficio mutuo y ganancia compartida de alcance m√°s amplio.

Tercero, debemos profundizar la cooperaci√≥n sustancial para estrechar nuestros lazos de intereses. China est√° comprometida con proseguir la reforma en toda la l√≠nea, ampliar la apertura al exterior, aplicando la concepci√≥n del desarrollo innovador, coordinado, ecol√≥gico, abierto y con beneficio para todos. Debemos, con una mentalidad abierta e inclusiva, facilitar a√ļn m√°s las inversiones rec√≠procas y expandir el comercio bilateral. El celebrar anualmente la Exposici√≥n Internacional de Importaciones de China pone en manifiesto nuestra voluntad de compartir, con Espa√Īa y el resto del mundo, las oportunidades y potencialidades que ofrece el mercado chino. Hemos de aprovechar a plenitud sendas ventajas comparativas para crear plataformas y modalidades innovadoras, dando prioridad a la cooperaci√≥n en las √°reas de manufactura avanzada, industria inform√°tica, econom√≠a verde, etc., a fin de encontrar nuevos puntos de crecimiento para nuestra cooperaci√≥n.

Cuarto, debemos ampliar nuestro intercambio cultural para cimentar las bases s√≥lidas de la vinculaci√≥n en la poblaci√≥n. Para el desarrollo a largo plazo de los v√≠nculos sino-espa√Īoles, el conocimiento y la comprensi√≥n mutuos entre los dos pueblos constituyen la base fundamental, por lo tanto, debemos ampliar intercambios y cooperaciones en materia de cultura, educaci√≥n, turismo, deporte y juventud, y facilitar el viaje de la gente con m√°s conexiones a√©reas. China y Espa√Īa, que son por igual poseedores de ricos patrimonios culturales, deben intercambiar m√°s a fondo experiencias sobre la protecci√≥n de reliquias culturales. Adem√°s, China est√° dispuesta a intensificar la cooperaci√≥n con Espa√Īa en la cr√≠a y la reproducci√≥n de osos panda, portadores de amistad entre ambos pa√≠ses.

Una Europa próspera

Quinto, debemos estrechar la colaboraci√≥n en la arena internacional, en salvaguardia de la paz, la estabilidad y la prosperidad mundiales. China quiere incrementar el di√°logo y la comunicaci√≥n con Espa√Īa en los foros multilaterales de la ONU, la OMC, el G20, etc., acerca de cuestiones de la agenda internacional y regional como la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, la gobernanza global, el cambio clim√°tico, en defensa del multilateralismo y el libre comercio, actuando codo a codo como promotor y defensor de un justo orden internacional.

Este a√Īo marca el 15¬į aniversario de la Asociaci√≥n Estrat√©gica Integral China-UE. China apoya invariable y firmemente la integraci√≥n europea, y ve con buenos ojos una Europa unida, estable, abierta y pr√≥spera. En el contexto actual, la ulterior profundizaci√≥n de la Asociaci√≥n Estrat√©gica Integral China-UE responde a los intereses comunes de ambas partes. Espa√Īa es miembro relevante de la UE y buen amigo y socio de China dentro de la UE. Deseamos y as√≠ confiamos en que Espa√Īa seguir√° jugando un positivo papel en seno de la UE para promover el sano y estable desarrollo de las relaciones China-UE.

Jos√© Ortega y Gasset dijo: ¬ęS√≥lo cabe progresar cuando se piensa en grande, s√≥lo es posible avanzar cuando se mira lejos¬Ľ. China est√° a la expectativa de afrontar las oportunidades y los desaf√≠os junto con Espa√Īa para iniciar un nuevo cap√≠tulo de relaciones bilaterales y crear un futuro m√°s promisorio en beneficio de los dos pueblos.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!