Por una política de apoyo a la natalidad

El prestigioso Instituto de Métrica y Evaluación en Salud acaba de publicar un estudio que revela que, en el año 2040, España se situará en el primer lugar del mundo en esperanza de vida, relevando a Japón. Según dicho informe, la esperanza de vida alcanzará los 85,8 años. En el otro plato de la balanza, y en relación a la natalidad, España ocupa la cola de Europa y, por tanto, del planeta.

En efecto, la tasa de natalidad -o número de nacimientos por cada mil habitantes- fue el año pasado de 8,37, un dato que encaja con el bajo índice de fertilidad (número de hijos por mujer) que se sitúa en nuestro caso en 1,31. Son datos a los que podríamos añadir muchos más y que invitan a pensar. Esta realidad demográfica, ciertamente corregida por la inmigración, debería interpelar al conjunto de nuestra sociedad y a nuestros Gobiernos en primer término: cada día que pasa nuestra sociedad está más envejecida. Esta realidad impacta severamente en la demanda de atención sociosanitaria y reclama, aunque no lo queramos ver, una auténtica política de apoyo a las familias y a la natalidad.

Ante esta realidad, es oportuno que nos preguntemos por qué las políticas a favor de la natalidad y de apoyo a las familias no ocupan un lugar preeminente en la agenda gubernamental. Intuyo la respuesta, no sin un punto de vergüenza: las políticas que pretenden actuar sobre la natalidad y la demografía en general son a largo plazo. Su resultado no se podrá evaluar en las próximas elecciones ni en las siguientes ni, tal vez, en las de más allá. Es tan cierto como que, si no somos capaces de revertir estas tendencias, comprometeremos severamente nuestro futuro colectivo.

En un momento en el que los políticos solemos llenarnos la boca de pactos nacionales sobre aspectos relevantes como la educación, la investigación o la industrialización -por citar algunos ejemplos-, podríamos plantearnos un pacto nacional por la recuperación de la natalidad. Debería mantener una estrecha vinculación con el pacto sobre las pensiones y, como éste, una mirada más allá de los siempre demasiado cortos ciclos electorales. Si no lo abordamos, seguramente, no pasará factura en las urnas ni a corto ni medio plazo, pero posiblemente será el acto de irresponsabilidad mayor que haremos respecto a las generaciones venideras. Una irresponsabilidad comparable a la que cometemos cuando dañamos nuestro planeta o nos endeudamos sobremanera, simplemente para vivir -nosotros- mejor.

Ramon Espadaler es secretario general de Units per Avançar

============L00 Cab 10 (131345236)============

tribuna abierta

============B15 Firma opi (131345235)============

============C70 Tit Opi 18 (131345234)============

Ramon Espadaler

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!