Por una política de apoyo a la natalidad

El prestigioso Instituto de M√©trica y Evaluaci√≥n en Salud acaba de publicar un estudio que revela que, en el a√Īo 2040, Espa√Īa se situar√° en el primer lugar del mundo en esperanza de vida, relevando a Jap√≥n. Seg√ļn dicho informe, la esperanza de vida alcanzar√° los 85,8 a√Īos. En el otro plato de la balanza, y en relaci√≥n a la natalidad, Espa√Īa ocupa la cola de Europa y, por tanto, del planeta.

En efecto, la tasa de natalidad -o n√ļmero de nacimientos por cada mil habitantes- fue el a√Īo pasado de 8,37, un dato que encaja con el bajo √≠ndice de fertilidad (n√ļmero de hijos por mujer) que se sit√ļa en nuestro caso en 1,31. Son datos a los que podr√≠amos a√Īadir muchos m√°s y que invitan a pensar. Esta realidad demogr√°fica, ciertamente corregida por la inmigraci√≥n, deber√≠a interpelar al conjunto de nuestra sociedad y a nuestros Gobiernos en primer t√©rmino: cada d√≠a que pasa nuestra sociedad est√° m√°s envejecida. Esta realidad impacta severamente en la demanda de atenci√≥n sociosanitaria y reclama, aunque no lo queramos ver, una aut√©ntica pol√≠tica de apoyo a las familias y a la natalidad.

Ante esta realidad, es oportuno que nos preguntemos por qu√© las pol√≠ticas a favor de la natalidad y de apoyo a las familias no ocupan un lugar preeminente en la agenda gubernamental. Intuyo la respuesta, no sin un punto de verg√ľenza: las pol√≠ticas que pretenden actuar sobre la natalidad y la demograf√≠a en general son a largo plazo. Su resultado no se podr√° evaluar en las pr√≥ximas elecciones ni en las siguientes ni, tal vez, en las de m√°s all√°. Es tan cierto como que, si no somos capaces de revertir estas tendencias, comprometeremos severamente nuestro futuro colectivo.

En un momento en el que los pol√≠ticos solemos llenarnos la boca de pactos nacionales sobre aspectos relevantes como la educaci√≥n, la investigaci√≥n o la industrializaci√≥n -por citar algunos ejemplos-, podr√≠amos plantearnos un pacto nacional por la recuperaci√≥n de la natalidad. Deber√≠a mantener una estrecha vinculaci√≥n con el pacto sobre las pensiones y, como √©ste, una mirada m√°s all√° de los siempre demasiado cortos ciclos electorales. Si no lo abordamos, seguramente, no pasar√° factura en las urnas ni a corto ni medio plazo, pero posiblemente ser√° el acto de irresponsabilidad mayor que haremos respecto a las generaciones venideras. Una irresponsabilidad comparable a la que cometemos cuando da√Īamos nuestro planeta o nos endeudamos sobremanera, simplemente para vivir -nosotros- mejor.

Ramon Espadaler es secretario general de Units per Avançar

============L00 Cab 10 (131345236)============

tribuna abierta

============B15 Firma opi (131345235)============

============C70 Tit Opi 18 (131345234)============

Ramon Espadaler

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!