¿Por qué Meghan Markle y Catalina de Cambrigde nunca van a poder quedarse embarazadas a la vez?

Después de que el Príncipe Harry anunciara por motivos ecologistas que su mujer, Meghan Markle, y él únicamente quieren ser padres de dos hijos, todo apunta -y más, teniendo en cuenta los ya 38 años de la duquesa de Sussex– a que puedan estar planeando traer ya al mundo un segundo retoño para que sea el compañero de juegos del pequeño Archie Harrison. En cuanto a Catalina de Cambridge, son muchos los rumores que especulan acerca de querer ampliar su familia con el Príncipe Guillermo, yendo así a por su cuarto hijo. Algo que tampoco sería de extrañar habida cuenta de la faceta maternal de la que hace garante constamente la duquesa de Cambridge.

Tan fuertes son las habladurias sobre los posibles embarazos de Middleton y Markle que hasta las casas de apuestas británicas pujan fuerte por la futura llegada de un nuevo miembro real. De hecho, el embarazo de ambas duquesas se paga ahora tan solo 3/1 en las principales firmas de apuestas.

Sin embargo, por mucha ilusión y expectación que provoque en la sociedad británica el hecho de que ambas mujeres estuvieran embarazadas al mismo tiempo, se trata de un hecho totalmente imposible, ya que el protocolo real británico lo tiene completamente prohibido. Y como todos los protocolos establecidos en la Casa Real británica, este también debe cumplirse a de manera estricta.

Entre todos estos protocolos se encuentra el cómo y cuándo se difunden al público las noticias. Se supone, por ejemplo, que, en su día, el anuncio del compromiso de la hermana de la Isabel II, la princesa Margarita, se retrasó por motivos protocolarios, pues, por entonces la Reina de Inglaterra estaba embarazada del Príncipe Andrés y hubo que esperar hasta que este naciera para comunicarlo. El duque de York nació el 19 de febrero de 1960 y el compromiso pudo ser anunciado finalmente una semana después.

De ser así y esta etiqueta en cuanto a los anuncios oficiales siguiera vigente en Buckingham -nada hace suponer que no lo sea-, es más que probable que las duquesas de Cambridge y Sussex hubieran planificado sus respectivos embarazos una detrás de la otra, según ha informado esta semana el diario británico «Express».

De hecho, como esposa del Príncipe Guillermo que es, Catalina de Cambridge se convertirá en un futuro en la monarca consorte de Inglaterra, por lo que si su cuñada quisiera anunciar un hipotético embarazo a la vez que ella, la mujer del hijo mayor del Carlos de Inglattera, tendría el privilegio -y derecho- de hacerlo antes que la norteamericana.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!