Policías municipales entre ratas, excrementos y goteras

El día a día en numerosas instalaciones de la Policía Municipal es un camino tortuoso entre basura, malos olores, obstáculos, destrozos, goteras y hasta ratas. Así queda reflejado en un informe elevado al Comité de Seguridad y Salud del Ayuntamiento, al que ha tenido acceso ABC. La situación se vive tanto en las dependencias de los distritos como en unidades como Tráfico, el Escuadrón e incluso la galería de tiro del Centro Integral de Formación (Cifse).

En la sede de Puente de Vallecas, por ejemplo, según denuncia el sindicato mayoritario, CPPM, «son lamentables las condiciones en las que los policías vienen trabajando, con falta de higiene y demás deficiencias, a las que se siguen poniendo parches en unas instalaciones que se han quedado pequeñas, obsoletas y profundamente desfasadas». Se dio parte en marzo de 2017, pero este año han seguido los problemas, agravados con las obras que se han ido realizando al lado de los propios agentes.

Las duchas se encharcan, hay grietas en edificios, falta material de seguridad y no existe luz en vestuarios

Una de las Unidades Integrales de Distrito (UID) más lamentables es la de Retiro. Se encharca el exterior de las duchas, con las cortinas mohosas y peligro de caídas. Además, los urinarios están averiados y se acumulan los excrementos, con los consiguientes olores fecales. Además, las motos están aparcadas sin apenas tapar con fundas. En Moratalaz, la temperatura del agua no sale de manera corriente de las duchas. Y, en la de Chamberí, el fregadero del área de descanso se tuvo que precintar.

Varias regletas amontonadas y con cinta adhesiva se acumulan en el suelo
Varias regletas amontonadas y con cinta adhesiva se acumulan en el suelo

En la Unidad Especial de Tráfico, los motoristas carecen de prendas de reposición, y las que tienen están rotas. En las instalaciones de Príncipe de Vergara, los baños masculinos también exhalan hedores y las puertas, afirma CPPM, están rotas.

La UID de Usera presenta riesgo de caídas del techo cada vez que llueve y en el Escuadrón de Caballería, «la garita está compartida con la base de grúas de movilidad, lo que genera un problema de seguridad, ya que en ocasiones el vigilante no lleva arma, siendo el único personal con revólver o pistola la propia Policía Municipal», recoge el mencionado dosier. Asimismo, se exige que «se dote a los coches patrulla con material suficiente para poder actuar en la vía pública». «Además, con motivo de los diferentes ataques recibidos, se solicita protección para los uniformados, tales como cascos, y así minimizar riesgos laborales», añaden las mismas fuentes. Algo parecido ocurre con los motoristas, «que usan material caducado y no disponen de prendas de protección ni guantes especiales».

Techos que se caen

Existen más reclamaciones de seguridad: continuas goteras en la UID de Fuencarral-El Pardo, de la que se ha llegado a caer el techo en uno de los vestuarios; en Usera se precintan esas grietas; y, de nuevo, en Puente de Vallecas, cunde la suciedad, el ruido y la falta de espacio.

Así están algunos vestuarios de los distritos, sobre todo cuando llueve
Así están algunos vestuarios de los distritos, sobre todo cuando llueve

Desde diciembre del año pasado vienen reclamando, asimismo, el arreglo de las baldosas en la UID de Villaverde, por el riesgo de caídas. El agua corriente en Latina sale con color y olores y la escalera de incendios de Usera es resbalosa.

El rosario de irregularidades es casi inabarcable en estas y demás dependencias: falta de luz; termos del agua pegados a los urinarios, lo que impide su uso; ventanas que no cierran… En cuanto al distrito de San Blas, los denunciantes exigen «una zona de seguridad cada vez que se realicen actuaciones o partidos de fútbol en el estadio Wanda, ya que no tienen zona perimetradas y sufren agresiones».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!