Polémica por la suspensión de 12.000 planes sociales

Ante la nota publicada en la edición de ayer de LA NACION sobre la decisión del Gobierno de suspender el pago de 12.000 planes sociales por incumplimiento de los requisitos educativos por sus beneficiarios, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) emitió un comunicado en el que argumenta las razones del caso.

Desde la organización, señalaron que comparten con el Gobierno la importancia de cumplir con la terminalidad educativa. Sin embargo, explicaron que la deserción escolar se debe, en primer término, a que “el Gobierno cerró cinco mil establecimientos populares donde se brindaba el plan Fines durante el período 2017/2018”.

El Fines, creado durante la gestión kirchnerista y mantenido bajo el mandato de Carolina Stanley, permite a quienes tengan más de 18 años a terminar sus estudios primarios o secundarios en forma semipresencial en distintas sedes de todo el país. Se estima que entre 2008 y 2015, 600.000 estudiantes finalizaron el secundario.

Otro causa de la deserción, para la CTEP, radica en que la capacitación exigida queda desconectada de un proceso de trabajo concreto.

“Con la excusa de capacitación, terminalidad educativa y una supuesta eliminación de la intermediación, el Gobierno está llevando adelante un brutal ajuste en la política social, en sintonía con el ajuste que realiza en todas las áreas del Estado”, acusó la organización.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!