Podemos desafía a Sánchez con dinamitar el decreto del alquiler

El decreto ley contra la burbuja del alquiler que aprobó el Consejo de Ministros el pasado 14 de diciembre no cumple las exigencias que Unidos Podemos acordó con el Ejecutivo en el pacto presupuestario. La norma llegará al Congreso en enero y el socio principal del Gobierno ya desafía con dinamitar la votación: si no rectifican y cumplen con su palabra no apoyarán las medidas gubermantales en la Cámara.

«No vamos a apoyar un Real Decreto que se deja por el camino lo más importante y no incluye lo que está contemplado en el acuerdo presupuestario y es la medida fundamental para regular los precios: limitar la subidas abusivas en los alquileres en las zonas declaradas tensionadas», explican fuentes de Unidos Podemos. Nada nuevo porque la estrategia de Pablo Iglesias es aprobar los Presupuestos con las medidas que presumen haberle «arrancado» al Gobierno, y no van a permitir que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, siga retrasando las cuentas y gobernando mediante «decretazos». De hecho, el secretario de Organización, Pablo Echenique, advierte desde noviembre que no harán «tacticismo político con las cosas del comer» y que solo apoyarán las medidas que beneficien a las personas.

Regular los precios

En este caso, el decreto ley contempla medidas del pacto presupuestario como que los contratos vuelvan a tener una duración de cinco años –siete en el caso de las personas jurídicas– o que la prórroga tácita pase de uno a tres años. Asimismo, garantiza «mayor seguridad jurídica en el procedimiento de desahucio de vivienda», como consta en el texto de Unidos Podemos y el Gobierno.

No obstante, desde la formación morada exige al Gobierno una rectificación y reprochan la falta de un punto que avale a «los ayuntamientos y comunidades autónomas para que puedan declarar zonas de mercado tensionado» y donde «puedan regular los precios abusivos de los alquileres». Las localidades que más están sufriendo esta situación son Madrid y Barcelona que, precisamente, están gobernadas por confluencias de Podemos. Si Sánchez cede al pulso de Podemos, la solución para modificar el texto pasaría por tramitar la norma como proyecto de ley para que los grupos parlamentarios puedan introducir las modificaciones que consideren necesarias mediante enmiendas.

Una norma cuestionada

El apoyo de Podemos se antoja fundamental para sacar adelante la reforma del alquiler planteada por el Gobierno. Y es que tampoco PP y Ciudadanos apoyan el decreto. En su caso, aseguran que el «intervencionismo» del Ejecutivo provocará el efecto contrario al deseado. El Partido Popular ha acusado directamente al Ministerio de Fomento de «podemizar» las políticas de vivienda.

El sector inmobiliario también ha mostrado su recelo a la norma. Fuentes cercanas a fondos propietarios de inmuebles apuntan que la batería de medidas aprobada por el Ejecutivo desincentivará el alquiler y limitará la oferta, lo que tendrá «un efecto inmediato en los precios». «Es una norma discriminatoria y va a afectar a la inversión», añaden estas fuentes.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!