Podemos cede y participará en las primarias para «revocar» a Villares

Habrá primarias en En Marea. Segun aclararon fuentes consultadas por ABC, Podemos se ha decantado finalmente por participar en el proceso que arrancará mañana para renovar la dirección de la confluencia pese entender que el sistema de votación telemática no cumple las «garantías» necesarias. La decisión, apuntan las mismas fuentes, concita el apoyo de todos los miembros de la candidatura contraria a la del exjuez. Así, casi veinte días después de lo previsto inicialmente, los más de 4.000 inscritos en el partido instrumental podrán elegir desde hoy a las 9,00 horas y hasta el próximo lunes, día de Nochebuena, entre las dos candidaturas en liza en este proceso: la encabezada por Villares y la que lidera David Bruzos con el respaldo de Anova, Podemos, Esquerda Unida y los llamados «alcaldes del cambio».

Como suele ser habitual en esta formación, el suspense en torno a la participación de los críticos en la votación se mantuvo hasta última hora. Dentro del nutrido grupo de detractores del magistrado en excedencia el primer pronunciamiento favorable a participar en el proceso llegó desde Anova. La formación nacionalista a la que pertenece entre otros el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, apostó a través de un comunicado por participar en las elecciones internas «para convertirlas en uun revocatorio» contra la gestión de la actual dirección y, en concreto, contra el mandato de Villares. En su escrito, tacharon de «irresponsable» la actuación de la actual cúpula de la confluencia, a la que acusan d cometer «daños irreparables» en el proceso político tras ordenar la paralización de las elecciones el pasado 30 de noviembre denunciando una «intrusión» irregular en el censo de inscritos y trasladándola a la Fiscalía.

Más se hizo esperar la decisión de Podemos. Un sector de la formación morada creía que no se daban las condiciones para que los inscritos ejerciesen su derecho a voto con normalidad después de que parte del comité electoral alertase de fallos de seguridad en el actual sistema telemático y de la existencia de «trabas» para poder participar. Sin embargo, acabó imponiéndose el criterio de quienes apuestan por, al igual que Anova, focalizar la campaña electoral como un «ahora o nunca» contra Villares y los suyos pese a los reparos que puedan existir en torno al sistema elegido.

Sin auditores

Lo cierto es que, aunque finalmente habrá votación, esta se realizará sin que ninguna empresa se encargue de certificar la limpieza de la misma. La firma contratada para auditar el proceso anunció este viernes que rechaza participar en el mismo después del cambio de empresa gestora encargada de las votaciones ordenado por la actual dirección. Esta compañía, con sede en pontevedra, argumentó que no han tenido tiempo suficiente para conocer el nuevo sistema de sufragio telemático contratado por la coordinadora, lo que le impide ejercer sus funciones de control. En declaraciones a Europa Press, fuentes de la actual cúpula rupturista concretaron que existe un «acuerdo verbal» con una «entidad de derecho público» para que ejerza funciones de auditoría, aunque sin un contrato firme. La idea de la dirección encabezada por Villares es que esa supervisión se realice «ex post», es decir, una vez concluyan las votaciones el próximo lunes.

Cuestionado por los medios de comunicación a este respecto, el magistrado en excedencia aseguró que el «responsable» de hacer esta gestión es el comité electoral. En cuanto a las primarias, el portavoz rupturista confesó que afronta este fin de semana con «muchísima ilusión». «Lo normal era votar y, por fin, con todas las garantías, vamos a poder hacerlo», celebró, al tiempo que subrayó que los inscritos de la confluencia son los únicos «dueños» de la votación y de su resultado. Por su parte, su rival en este proceso interno, David Bruzos, explicó en declaraciones a la Radio Galega antes de conocer si su candidatura seguiría adelante o no que las decisiones de la dirección encabezada por el exjuez durante el último mes lo «inhabilitan» para seguir como líder. Esta vez sí, parece que serán los inscritos los que tengan la última palabra.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!