Pichetto y Carri√≥, los “l√≠beros” del esquema oficialista

Tienen discurso propio y llegan adonde Macri no tiene buena recepción

Estar√°n, cada uno con su particular estilo, all√≠ donde Mauricio Macri no llegue, unidos por la vocaci√≥n com√ļn de “ayudar” al Presidente en su hora m√°s dif√≠cil y enrolados en la dif√≠cil batalla por la continuidad de Cambiemos en el poder.

Miguel √Āngel Pichetto y Elisa Carri√≥, de ellos se trata, son los dos “optimistas” del oficialismo que tendr√°n, en el sprint final de la campa√Īa, las manos libres para llevar adelante su propia agenda. El objetivo, consensuado con la Casa Rosada y el comando electoral encabezado por Marcos Pe√Īa, es sumar voluntades, siempre con la convicci√≥n -que ninguno de los dos percibe en muchos otros integrantes del oficialismo- de que es posible torcer una historia que parece sentenciada desde las PASO en favor del Frente de Todos.

“Miguel va a tener una agenda paralela, ir√° a las ciudades a las que Macri no llegue y as√≠ abarcar√° el doble del territorio”, coincidieron un dirigente cercano a Pe√Īa y voceros del senador rionegrino y candidato a vicepresidente, que la semana pasada abandon√≥ de manera formal el bloque peronista en la C√°mara alta.

La Patagonia, en la que desarroll√≥ su carrera pol√≠tica, y varios de los distritos bonaerenses m√°s calientes y con tradici√≥n peronista ser√°n parte de la rutina de Pichetto en las semanas que quedan hasta las generales de octubre. Complementar√° la agenda del Presidente, que se concentrar√° a partir del s√°bado en 30 capitales y grandes ciudades de Santa Fe, C√≥rdoba, Mendoza, Misiones y Tucum√°n y en localidades de la provincia de Buenos Aires, como Vicente L√≥pez, La Plata, Mar del Plata, Bah√≠a Blanca y Tandil, por dar algunos destinos ya confirmados en el comando de campa√Īa nacional.

La semana pasada, luego de llegar a la localidad puntana de La Punta junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, Pichetto fue la estrella destacada de dos actos con vecinos, uno en San Miguel, otro en Moreno, en ambos acompa√Īado por dirigentes de origen peronista, como Alberto Asseff, candidato a diputado nacional bonaerense.

Si los esfuerzos de Pichetto se concentran en el votante peronista cl√°sico, Carri√≥ lleva su discurso institucional al norte del pa√≠s, con su reciente libro Vida como carta de presentaci√≥n. Ya pas√≥ por Corrientes, Posadas, Resistencia, el interior chaque√Īo y Tucum√°n -coincidi√≥ con el Presidente-, y Salta, donde la acompa√Īaron los “lilitos” Maxi Ferraro (candidato a diputado por la Capital), Paula Olivetto y Marcela Campagnoli, y dirigentes macristas como Carmen Polledo. “Dios nos dio una advertencia, para que no seamos soberbios, para que caminemos, para que no nos olvidemos de la gente, para que nadie piense en sus bolsillos”, se enfervoriz√≥ la diputada, mientras el p√ļblico coreaba el “s√≠, se puede”.

El lunes, Carri√≥ llego a Catamarca para apoyar a su candidato a diputado Rub√©n Manzi, y en los pr√≥ximos d√≠as tambi√©n llegar√° a C√≥rdoba. “La agenda la acordaron Marcos y Maxi Ferraro, y est√° cumpliendo con todo lo que se pact√≥”, comentaban, entusiasmados, en el comit√© de campa√Īa nacional, d√≥nde marcan una diferencia entre la campa√Īa previa a las PASO y esta, en la que la fundadora de la CC-ARI “tiene una agenda muy intensa y muy en sinton√≠a”.

El martes 18 de junio, Carri√≥ y Pichetto tomaron su primer caf√© juntos, en un contexto electoral muy diferente. “Estamos en las ant√≠podas, pero nos respetamos”, dej√≥ trascender la diputada. Tres meses despu√©s, con el resultado adverso asimilado, ambos decidieron atar sus destinos al del Presidente.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!