Pese a que rige la ley de paridad, este a√Īo se elegir√°n m√°s legisladores hombres

Fuente: Archivo

Hay más varones que mujeres en las listas de candidatos al Congreso y en muchas nóminas predominan postulantes masculinos; el caso de Tierra del Fuego constituye la excepción

Aunque hace dos a√Īos el Congreso aprob√≥ la ley de paridad de g√©nero, hay m√°s hombres que mujeres en las listas de candidatos a diputados y senadores que competir√°n en las elecciones primarias del 11 de agosto. Si bien todas las fuerzas pol√≠ticas cumplieron la norma e intercalaron candidatos de los dos sexos en sus n√≥minas, en la mayor√≠a de ellas se privilegi√≥ a los candidatos varones para el primer lugar.

Hay una excepci√≥n que da la nota: Tierra del Fuego. Esta es la √ļnica provincia en la que hay m√°s mujeres que hombres en sus listas de candidatos titulares al Congreso. Otro dato llamativo es que all√≠ las cinco fuerzas pol√≠ticas que compiten llevan a mujeres como cabeza de lista para la C√°mara de Diputados.

Las próximas elecciones nacionales, tanto las primarias de agosto como las generales de octubre, marcarán el debut de la ley 27.412 de paridad de género, aprobada en noviembre de 2017. Esta norma indica que las listas legislativas deberán contener un 50% de candidatas mujeres, en forma intercalada, para asegurar que la mitad de la oferta electoral tenga presencia femenina.

El objetivo es elevar el porcentaje de mujeres en ambas c√°maras, que en los √ļltimos a√Īos alcanz√≥ un promedio del 40%: en la actualidad, en el Congreso hay 98 diputadas (38,13% sobre el total) y 29 senadoras (40,28%), seg√ļn un relevamiento de la ONG Directorio Legislativo.

En los comicios de este a√Īo se renovar√° la mitad de la C√°mara de Diputados y un tercio del Senado. Si bien todas las fuerzas pol√≠ticas que competir√°n en las elecciones generales cumplieron con la ley de paridad, esto no necesariamente implica que haya igual cantidad de mujeres y de varones en las listas de candidatos ni que la pr√≥xima conformaci√≥n de las c√°maras est√© compuesta en un 50% de mujeres. Esto se debe a que entran en juego otros factores, como el n√ļmero de bancas que se elige en cada provincia y, sobre todo, qui√©nes encabezan las listas.

Por ejemplo, si un distrito elige tres diputados nacionales y allí compiten tres fuerzas políticas cuyas listas son encabezadas en todos los casos por candidatos de un mismo género, habrá listas paritarias pero seguramente más legisladores de un solo sexo.

Formosa, el caso extremo

En estas elecciones el ejemplo extremo lo encarna Formosa, donde se renuevan tres bancas de la C√°mara de Diputados. Seg√ļn los datos publicados por la Justicia Electoral, all√≠ compiten seis listas con un total de 18 candidatos: 12 son hombres (67%) y 6 son mujeres (33%). Todas las n√≥minas son encabezadas por varones; las mujeres ocupan el segundo lugar. Lo m√°s probable es que en octubre resulten elegidos dos hombres y solo una representante femenina.

Un caso similar es el de Jujuy: allí se renuevan también tres bancas de la Cámara de Diputados y las distintas fuerzas políticas presentaron 30 candidatos. De ese total, el 37% son mujeres. Apenas una lista es liderada por una representante femenina, la actual diputada Carolina Moisés; sin embargo, no está asegurada su reelección: para ello primero deberá ganar las primarias de agosto, ya que su fuerza política, el Frente de Todos, presentó seis listas, todas encabezadas por hombres.

Seg√ļn los datos oficiales, medio centenar de n√≥minas ya oficializadas de candidatos de todo el pa√≠s es encabezada por mujeres. Sin embargo, muchas de esas listas deben superar todav√≠a el filtro de las primarias, por lo que no todas sobrevivir√°n a las elecciones generales de octubre.

En las antípodas de Formosa y Jujuy se ubica Tierra del Fuego: allí se eligen tres diputados y tres senadores nacionales. En la contienda participan 20 candidatos en total, de los cuales el 60% son mujeres y un 40% hombres. No solo eso: cuatro listas se presentaron para la competencia y, para la categoría diputados nacionales, todas ellas son encabezadas por mujeres. Entre ellas figura la actual gobernadora de la provincia, Rosana Bertone (Frente de Todos).

Para el Senado, en tanto, una nómina es liderada por una mujer: la del Partido Social Patagónico, encabezada por Fabiana Ríos, la antecesora de Bertone en el cargo.

De acuerdo con los datos de la Cámara Nacional Electoral (CNE), once distritos ofrecen igual cantidad de hombres y mujeres en sus listas de candidatos al Congreso: Catamarca, Capital, Corrientes, Entre Ríos, La Pampa, Misiones, Neuquén, Salta, Santa Cruz, Santa Fe y Santiago del Estero.

En cambio, otras diez provincias tienen primacía masculina en sus listas. Ellas son Buenos Aires, Chubut, Córdoba, Formosa, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Río Negro, San Juan y Tucumán.

En suma, si bien la ley de paridad de género permitirá aumentar el caudal de representantes femeninas en el Congreso, el efecto completo recién se verá en la siguiente década.

Apoyo de feministas

Unas 800 dirigentes feministas presentaron ayer una declaraci√≥n de apoyo a la precandidata presidencial del Nuevo MAS, Manuela Casta√Īeira, para pedirles “a las mujeres y j√≥venes que la acompa√Īen con su voto en las PASO del 11 de agosto”.

“En el pa√≠s del #NiUnaMenos y la enorme marea verde por el aborto legal, solo hay una precandidata mujer a la presidencia: Manuela Casta√Īeira”, sostuvieron las firmantes.

En el texto, las dirigentes destacaron que por ser la √ļnica mujer que se postula para presidenta en las PASO debe reunir una cantidad de votos que le permita superar el 1,5 por ciento de los sufragios para participar en las elecciones generales del 27 de octubre.

“Porque queremos que est√© en el debate presidencial, defendiendo nuestros reclamos”, argumentaron las feministas, al explicar su apoyo a la candidata del partido Nuevo MAS.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!