Pepu, De la Rocha o Dávila

Las primarias socialistas para elegir al candidato que tratará de ganar la Alcaldía madrileña se disputará entre tres hombres: Pepu Hernández, la apuesta del presidente Pedro Sánchez; el histórico Manuel de la Rocha, de Izquierda Socialista, y el concejal del Ayuntamiento Chema Dávila. La falta de apoyos han dejado fuera a la rival más débil, Marlís González, quien dio un paso al frente desde lo más bajo del escalafón político, las bases.

Ayer, a las 11 horas, terminó la fase de recogida y entrega de avales en la sede del PSOE-M, la calle del Buen Suceso. El ex seleccionador de baloncesto se adelantó un día en el registro tras acumular más de un millar de apoyos, como informaron desde su equipo. El máximo permitido eran 531 firmas (10% del censo socialista en la capital) y el mínimo 266 (el 5%). El candidato del aparato selló los 531.

Después, Manuel de la Rocha es el siguiente en liza –el primero que se postuló a las primarias (en octubre)– que más respaldo ha conseguido, entregando 450 avales directos (a falta de contabilizar los obtenidos vía on line). Le sigue Chema Dávila con 370. Marlís no llegó a alcanzar el mínimo.

Los candidatos alternativos al hombre del presidente se mostraron optimistas con el hecho de que el día de las elecciones internas, el 9 de marzo, el voto secreto pueda dar un giro a los resultados de los avales. De la Rocha manifestó, como recogió Efe y publicó ABC ayer, que había habido militantes que se habían sentido «presionados» para no avalarle. «Sin embargo, me han dicho que el día del voto sí me votarán porque es secreto», lanzó el ex alcalde de Fuenlabrada para añadir que espera que se produzca un debate abierto entre los tres. En la misma línea vertió su impresión el edil municipal Dávila:«Estoy seguro que voy a pasar a segunda vuelta».

5.313 afiliados

En caso de que el sábado 9 no haya un candidato que haya superado el 50% de los votos de los 5.313 afiliados llamados a las urnas, habría una segunda jornada de votación que se celebraría una semana más tarde, el 16, y se proclamaría el nombre definitivo el 21 de marzo. Si en primera vuelta uno de ellos se alza ganador, el 14 se anunciará oficialmente quién recorrerá la carrera hacia el Palacio de Cibeles.

El lunes, la portavoz de campaña de Pepu, la concejal del Ayuntamiento Mar Espinar, expresó que el equipo estaba «abrumado» por la respuesta de los afiliados al proyecto. Se mostraba confiada de que vencerían en las primarias y en las elecciones municipales del 26 de mayo. Sin embargo, entre parte de la militancia se sitúa como favorito Manuel de la Rocha, sobradamente conocido por las bases y con una trayectoria amplia en la gestión municipal y autonómica.

Los equipos de De la Rocha y Dávila han manifestado que no parten con las mismas ventajas que el defendido por Moncloa y Ferraz. Pidieron «neutralidad» en las primarias, pero este atributo se sepultó cuando el máximo representante de los socialistas catapultó a Pepu en un acto, inédito, el pasado 4 de febrero en el Teatro de La Latina. Allí, Sánchez confió que era su apuesta, «la mejor para Madrid».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!