Pellegrini contra Riquelme: “Quer√≠a ser el n√ļmero 1 y hac√≠a estupideces”

Fuente: AFP РCrédito: JOSE JORDAN

En libro El M√©todo Pellegrini, de Francisco Sagredo, el entrenador chileno abre su intimidad -una fortaleza pocas veces derrumbada- con un par de conceptos directos sobre la vida y obra de Rom√°n Riquelme, genial y controvertido en su etapa en Villarreal. “Era un fen√≥meno como jugador”, suscribe, incluy√©ndolo entre los mejores exponentes a los que dirigi√≥, en la misma l√≠nea de Cristiano, Ra√ļl, Kun Ag√ľero y alguno m√°s. Marcharon juntos en dos temporadas, las mejores del peque√Īo conjunto amarillo espa√Īol. En la 2004/2005, Villarreal fue tercero en la liga de Espa√Īa y as√≠ se clasific√≥ por primera vez para la Champions League, certamen que lo descubri√≥ en las semifinales.

Rom√°n err√≥ un penal en la recordada serie con Arsenal. A fines de 2007 fue apartado del plantel por una dura pelea con Fernando Roig, el presidente. Pellegrini, harto de ciertos desplantes, se inclin√≥ por el dirigente. Siempre fue cr√≠tico con el N¬ļ 10 en la privacidad -el ingeniero es un excelente entrenador y, adem√°s, un hombre r√≠gido en las reglas de convivencia-, hasta pocas horas atr√°s, cuando dijo en una entrevista: “Riquelme, con su calidad, pod√≠a jugar hace 30 a√Īos, hace 20 a√Īos, hace 10 a√Īos y puede ahora, donde √©l quiera. Riquelme no era uno de los mejores jugadores, no era un top porque ten√≠a otros problemas. En ese momento ten√≠a falta de madurez. Quer√≠a ser el n√ļmero uno y hac√≠a estupideces”.

El Ingeniero, de 65 a√Īos, campe√≥n y respetado en San Lorenzo y campe√≥n y observado de reojo en River, hoy es el director t√©cnico de West Ham, un humilde conjunto de Londres. Por la 27¬™ fecha de la Premier League, super√≥ este viernes por 3-1 a Fulham, con sus valores de siempre: posesi√≥n, agresividad y control global del juego, que incluye disciplina t√°ctica. El chileno nunca se sinti√≥ c√≥modo con Riquelme, m√°s all√° de que logr√≥ la mejor versi√≥n del 10 en el campo. Parece una contradicci√≥n; no lo es. Alguna vez, seg√ļn se supo tiempo despu√©s, Rom√°n se escond√≠a en los auriculares, escuchando m√ļsica, mientras el entrenador daba las charlas t√°cticas.

M√°s de una vez, el futbolista argentino ubic√≥ en la mesa de los mejores a Pellegrini, casi en el mismo escal√≥n que a Carlos Bianchi. “Con Pellegrini nunca pas√≥ nada. Yo me pele√© con el presidente y √©l se puso del lado del presidente. √Čl se prest√≥ al l√≠o. Nunca discut√≠; √©l se prest√≥ a hacer lo que el presidente le dijo. Yo quer√≠a defender a mis compa√Īeros, pero con Pellegrini, insisto, nunca pas√≥ nada. Una vez, perdimos por 4 a 1 contra Osasuna, el presidente entr√≥ al vestuario y dijo ¬ęustedes fueron para atr√°s¬Ľ. ¬ŅC√≥mo quieren que reaccione? ¬ŅMe est√°n j…? Los 30 futbolistas se enojaron; yo no juego solo a la pelota…”, cont√≥, en una charla de televisi√≥n.

Riquelme con la camiseta de Villarreal, club que goz√≥ una de las mejores versiones del entonces n√ļmero 8. Fuente: EFE – Cr√©dito: Ian Stewart

“Riquelme pens√≥ que pod√≠a estar por encima de Villarreal”, describi√≥ Roig en su momento. La mala relaci√≥n entre el jugador y el club surgi√≥ despu√©s de que el director t√©cnico decidiera acortar unas vacaciones para que sus dirigidos se incorporaran al trabajo un 29 de diciembre en lugar del 2 o el 3 de enero. “Parece que eso no se acept√≥ y se jug√≥ el partido contra Osasuna con este conflicto. A partir de ese momento hubo un principio de falta de disciplina y Riquelme pens√≥ que pod√≠a estar por encima de Villarreal. Y como digo siempre, por encima del club no hay nadie”, enfatiz√≥ el directivo.

En la publicaci√≥n, el ingeniero lo admira solamente como estratega en la cancha. “Con Riquelme se dio una serie de secuencias -en la cancha y fuera de ella- que cuestionaban mi autoridad. Y cuando el liderazgo de uno est√° siendo mermado por un jugador e impide gestionar el camar√≠n, tienen que sacar al jugador. Si no, el jugador va sacarlo a uno…”, revel√≥. El n√ļmero 10 brill√≥ en Villarreal, casi en el mismo nivel que en Boca con Miguel Russo, cuando logr√≥ la Copa Libertadores 2007. El liderazgo es esencial para el conductor.

En esa materia, Pellegrini supo tomar decisiones fuertes en su carrera. Es quien puso punto final al ciclo de Ra√ļl en Real Madrid, aunque el espa√Īol siempre destaca que el DT lo hizo con respeto. Y este siempre elogi√≥ el profesionalismo del goleador. Tambi√©n tuvo que hacer respetar las reglas con Riquelme. El chileno dice que Rom√°nno es complicado, y que cada uno sabe a qu√© se expone en funci√≥n de las decisiones que toma. Como ejemplo, vale una an√©cdota con Sebasti√°n Abreu, en San Lorenzo. El titular era Bernardo Romeo, que en el libro del periodista chileno Francisco Sagredo explic√≥: “Pellegrini no te permit√≠a relajarte. Te daba la confianza si andabas bien, pero uno sab√≠a que ten√≠a que matarse para mantener la titularidad”. En un momento del certamen de 2001, el uruguayo era titular, pero perdi√≥ el puesto por un viaje a Montevideo por el cumplea√Īos de su hija Valentina. ¬ŅQu√© sucedi√≥? La neblina retras√≥ el vuelo de regreso y Abreu lleg√≥ tarde a la pr√°ctica siguiente en Buenos Aires. El director t√©cnico lo llam√≥ aparte y le explic√≥ que el titular volv√≠a a ser Romeo, y que √©l era convocado solamente porque no ten√≠a a otro futbolista. Cuando Abreu se enoj√≥ y trat√≥ de justificar su tardanza, Pellegrini le dijo: “Abreu, no se enoje conmigo. Yo no le quit√© la camiseta de titular, usted la perdi√≥ solo”. Hay casos con otros futbolistas.

Pellegrini, hoy director técnico de West Ham, de Inglaterra.
Pellegrini, hoy director técnico de West Ham, de Inglaterra. Fuente: Reuters РCrédito: David Klein

El ingeniero alz√≥ la Copa Intertoto de la UEFA 2005, y en 2008 fue subcampe√≥n de la liga espa√Īola. En una charla con el diario brit√°nico The Independent se refiri√≥ al √≠dolo de Boca. “Cuando llegu√© [a Villarreal] y dije lo que esperaba del club, nadie lo cre√≠a. Pero cuando empezamos a trabajar -y los jugadores ten√≠an la confianza para hacerlo-, tuvimos muchos logros: la semifinal de la Liga de Campeones, el segundo y el tercer lugares en Espa√Īa”, rememor√≥ el DT. Y agreg√≥: “Deb√©s hacerlo paso por paso para mantener esa mentalidad. Para m√≠, Villarreal es un ejemplo de c√≥mo un club debe ser administrado por un propietario”.

“Pero como jugador √©l puede hacer lo que quiera. Puede jugar en cualquier liga que quiera”, opin√≥ m√°s tarde sobre Riquelme. El grupo, sin embargo, siempre est√° por encima de las figuras. Ese contrapunto, tal vez, lo marc√≥ para siempre. El entrenador se refiri√≥ a Marcelo Bielsa y su paso por el seleccionado de Chile, una cuenta pendiente en la extensa y exitosa carrera de Pellegrini. Lo hizo sin excesos, algo que s√≠ suele despertar la figura del Loco en ciertos √°mbitos. “Bielsa les dio otra personalidad a los jugadores chilenos. Tal vez no gan√≥ nada con Chile, pero jugar contra Chile fue muy dif√≠cil. Tuvo √©xito porque jugaba como un gran equipo. Es lo que debe hacer West Ham: debemos jugar con la mentalidad de un gran equipo. Bielsa hizo un trabajo brillante en Chile, consigui√≥ que la selecci√≥n jugara como un gran equipo en esos a√Īos”, coment√≥.

Y habl√≥ tambi√©n de su paso por el Monumental. “Tuve tres a√Īos muy exitosos en Argentina. No me arrepiento de mi tiempo all√≠. En River ganamos el t√≠tulo, pero perdimos un partido contra Boca, y si perd√©s un partido contra Boca deb√©s aceptar toda la reacci√≥n. Porque sab√©s que sufrir√°s esas reacciones”, record√≥. En aquel partido no jug√≥ Riquelme, pero Pellegrini jam√°s se olvida de √©l. Logr√≥ su mejor versi√≥n y lo sufri√≥, detr√°s de escena, como ning√ļn otro.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!