¬ęPedro el Guapo¬Ľ y los ¬ęTres de la Cruz Roja¬Ľ

¬ęY le hice la respiraci√≥n artificial porque estaba muerto, Lolo, estaba muerto y no hab√≠a tiempo que perder. Le di unos cuantos masajes en el coraz√≥n, primero despacio, luego m√°s fuertes. Todos miraban asustados y yo segu√≠a dale que te pego, dale que te pego… Hasta que de pronto su coraz√≥n empez√≥ a hacer bum-bum. ¬°Que resucit√≥, Lolo, que resucit√≥! Y cuando abri√≥ los ojos me mir√≥ y se ech√≥ a llorar¬Ľ. (…)

¬ęEsto me recuerda al banquete que me dieron cuando salv√© a aquellas familias en el desbordamiento del Pisuerga. Qu√© noche, Lolo, qu√© noche tan horrible, a oscuras, con el agua al cuello. Muertos de fr√≠o y la unidad venga a avanzar y yo tiritando… Pero los salv√© a todos¬Ľ. (…)

¬ęImag√≠nate, Lolo, imag√≠nate lo que es donar cuatro litros de sangre. Pero no me arrepiento, hubiera dado hasta la √ļltima gota de mis venas por esas criaturas¬Ľ. (…)

¬ęDoble fractura de tibia, peron√© y ligamentos. Salt√© al campo con la camilla y ya v√≠ que a Puskas le cambiaba la cara. Y yo le dije, Pancho -porque yo le llamo Pancho de tanto que lo conozco- que ya est√° aqu√≠ Pepe y te va a salvar de quedarte cojo¬Ľ. (…)

¬ęY rodeado por las llamas cog√≠ uno a uno a los veinticinco ni√Īos del asilo y los saqu√© a la calle, salv√°ndoles de una muerte segura en el incendio¬Ľ. (…)

Los que anteceden son pasajes de la pel√≠cula ¬ęTres de la Cruz Roja¬Ľ, protagonizada en 1961 por Tony Leblanc, Jos√© Luis L√≥pez V√°zquez y Manolo G√≥mez Bur y el autor de las comillas es el propio Leblanc, que trata de alardear de sus gestas ante su sobrino Lolo y su novia, cuyo padre tiene un bar con terraza en la Castellana donde Pepe (Leblanc) utiliza el uniforme de la Cruz Roja para ir al f√ļtbol gratis, cenar de gorra una de calamares y un ponche con yema y ligarse a la chavala inventado historias heroicas, de ben√©fico superhombre. Pues desde ¬ęTres de la Cruz Roja¬Ľ no se escuchaba en Espa√Īa una catarata de autoelogios como la que se ha despachado a s√≠ mismo Pedro S√°nchez en su ¬ęManual de Resistencia¬Ľ, un volumen que sin duda cambiar√° la pol√≠tica mundial, que ha presentado esta misma semana con la ayuda de Calleja, el aventurero que un d√≠a le subi√≥ a S√°nchez a un aerogenerador para entrevistarle, y de Mercedes Mil√°, que es un g√©nero en s√≠ misma. El Manual supone un descacharrante monumento al autobombo, un solo de fanfarria tan aparatoso que hasta el protagonista se hace llamar ¬ęPedro el Guapo¬Ľ. Escuch√©mosle, intentado evitar el arrebol en la cara, la verg√ľenza ajena que puede despertar S√°nchez ¬ęNarciso¬Ľ:

¬ęPuede sonar presuntuoso, pero me doy cuenta de que me crezco en las situaciones dif√≠ciles. Convert√≠ aquel lodazal en una enorme oportunidad¬Ľ. (…)

¬ęEl Rey y yo nos reconocimos mutuamente como las personas que √≠bamos a sacar al pa√≠s del riesgo de bloqueo¬Ľ. (…)

¬ęA m√≠, personalmente, el haber salvado la vida a 630 personas hace que piense que vale la pena dedicarse a la pol√≠tica¬Ľ. (…)

¬ŅPresuntuoso, dice? No, qu√© va… Con ¬ęPedro, el Guapo, ya son cuatro aquellos ¬ęTres de la Cruz Roja¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!