Pascual Momparler, el nuevo guía de Alejandro Valverde

Es casi una tradición secular. El seleccionador español de ciclismo suele exportar un perfil bajo, tipos medio desconocidos, sin llegar a la clandestinidad pero reducido su ámbito de acción al pelotón y sus tentáculos. Salvo el caso de Javier Mínguez, que ganó Vueltas a España (Faustino Rupérez, Álvaro Pino), llevó equipos al Tour de Francia y fue un personaje perenne en el ciclismo desde hace varias décadas, al resto costaría ubicar su semblante al gran público en relación con los campeones españoles. Pepe Grande dirigió al combinado que causó sensación en el Mundial de Colombia 1995 (induráin y Olano, campeones en contrarreloj y ruta). Paco Antequera se sacó un as de la manga al que nadie imaginó un trayecto tan esplendoroso. Óscar Freire conquistó tres títulos en 1999, 2001 y 2004, convirtiéndose en el ciclista con más oros mundiales junto al italiano Alfredo Binda, los belgas Eddy Merck y Rick Van Steenbergen y el eslovaco Peter Sagan. Después del período de Mínguez y el maillot arcoíris de Valverde del año pasado en Innsbruck, le toca el turno a Pascual Momparler.

Llega el Mundial (este domingo, desde Leeds a Harrogate) y se habla de Alejandro Valverde, del trazado que no es tan exigente como el del año pasado, de la poderosa Bélgica y la no menos amenazante Holanda. Poco se habla de Pascual Momparler, el director deportivo que debuta con España. «Pues tenemos un ambiente formidable, que espero se refleje en la carretera», dice el técnico valenciano, quien se encontró con una papeleta indigesta nada más aterrizar en el puesto. Tuvo que lidiar con la pelea entre Mínguez, amigo personal y seleccionador saliente al que Momparler llamaba Luis Aragonés por su sabiduría y gobierno, y Cerrón, el presidente de la Federación que lo designaba.

Pascual Momparler proviene de una familia de ciclistas, su padre exprofesional al que el nuevo seleccionador ha organizado una carrera con pretensiones. El Memorial Pascual Momparler, que se celebra en la provincia de Valencia desde 2013, quería aglutinar la singularidad del pavés de la París-Roubaix y las carreteras de tierra blanca de la Strade Bianche italiana. La prueba tenía 30 kilómetros de adoquines y cuatro de sterrato, pero no ha cuajado aún como un referente en el calendario español.

Empresario

Como es de dominio público, el cargo de selecionador de ciclismo exige atención durante todo el año y unas cuantas semanas de dedicación exclusiva. En el tiempo libre, Momparler organiza la carrera en homenaje a su padre fallecido y también tiene una empresa que distibuye las bicicletas belgas Ridley en España.

Especializado en las categorías inferiores, Pascual Momparler ha tutelado desde la Federación la carrera deportiva de ciclistas que ahora empiezan a lucir como preofesionales. Dirigió a Rubén Fernández y a Marc Soler cuando ganaron el Tour del Porvenir, y adiestró a los pujantes Iván García Cortina, Fernando Barceló e Íñigo Elósegui en sus incursiones con la selección sub 23 en el extranjero.

Momparler se impuso en el pulso a Óscar Freire, quien se postuló como seleccionador sin respaldo de Cerrón y su Federación. Ahora es el primer responsable del equipo español y, al tiempo, compaginará su cargo con el de seleccionador de ciclocross. En sus manos tiene la táctica para aupar de nuevo a Valverde al oro del Mundial. «No vamos a pensar que se conforma porque ya lo ha ganado. Intentaremos que repita. Es un líder natural que siempre está de buen humor».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!