Parroquia Cristo Salvador: espíritu de servicio misionero

Hombre, no es como la explicación del dogma de la Santísima Trinidad pero hay que aclarar con precisión qué es esto de una unidad pastoral, dos parroquias, que siguen siendo parroquias y que hacen vida de parroquias, San Matías, templo histórico de Hortaleza y, a diez minutos escasos, Cristo Salvador, iglesia nueva y renovada.

Y quien mejor lo puede hacer es el actual responsable de esta unidad pastoral, que lleva funcionando hace algo de m√°s de seis a√Īos aproximadamente, el padre Miguel √Āngel Renes Ayala, de los Padres Pa√ļles, un hombre cercano, servicial, con esp√≠ritu misionero, impronta de la Congregaci√≥n de la Misi√≥n, de San Vicente de Pa√ļl, vamos.

Porque es la comunidad de Pa√ļles la que vive en la calle Caracol√≠ (Cristo Salvador) la que atiende a las dos parroquias, que siguen manteniendo su vida y su actividad pastoral b√°sica, aunque con la tensi√≥n apost√≥lica de la unidad de acci√≥n, que es s√≠mbolo de comuni√≥n y fraternidad. Una comunidad de Padres Pa√ļles de cuatro miembros sacerdotes y un estudiante, reci√©n incorporado, que tambi√©n ah√≠ se refleja la universalidad de la Iglesia. Los Pa√ļles no son invitados de paso en Hortaleza como muy bien queda reflejado por el imponente edificio al lado del templo de San Mat√≠as (Mar de Bering), que otrora fue noviciado y casa de estudios, en el que generaciones de misioneros se han formado para llevar la fe a los rincones m√°s alejados del planeta. Mucho se puede decir de san Vicente de Pa√ļl, de su impronta espiritual, de su predilecci√≥n por los pobres, de su rico ejemplo de vida.

Utilicemos el criterio de la historia. Hablar de la Iglesia de San Mat√≠as significa evocar el pasado de Hortaleza, torre o fortaleza defensiva de la ciudad. Seg√ļn las cr√≥nicas oficiales, las primeras noticias de la parroquia datan del a√Īo 1535, cuando se erigi√≥ la iglesia dependiente de Canillas. El Cardenal Lorenzana, arzobispo de Toledo, fue quien dio la autonom√≠a a la parroquia de San Mat√≠as, hac√≠a el a√Īo 1790. No hay que olvidar que a pocos metros de la parroquia est√° el cementerio de Hortaleza. Uno de los datos de inter√©s de este templo vetusto est√° en la secuencia de arquitectos que participaron en su construcci√≥n, Blas Crespo en 1858, Francisco Enr√≠quez en 1864, hasta llegar la emblem√°tico Enrique Mar√≠a Repull√©s y Vargas en 1877. Arquitecto referente de la arquitectura hist√≥rica madrile√Īa. El templo de Cristo Salvador, moderno en su dise√Īo, funcional, est√° inmerso en el paisaje de un barrio construido en pleno desarrollismo.

Quizá lo novedoso de esta unidad pastoral sean las actividades comunes de ambas parroquias: la preparación de la liturgia, el grupo de visitadores de enfermos, el de Vida Ascendente, las colonias y los campamentos de verano, las celebraciones penitenciales y las asambleas parroquiales.

Sigue manteniendo cada parroquia las celebraciones lit√ļrgicas, y la catequesis, el servicio de C√°ritas, con las ayudas familiares que no son pocas, bajo la coordinaci√≥n de C√°ritas del arciprestazgo. Si en la parroquia de san Mat√≠as destaca la piedad popular y la fiesta misionera del primer domingo de octubre, en la Cristo Salvador son muy atractivas las fiestas del domingo de la divina misericordia y las oraciones preparadas por los fieles. La celebraci√≥n de San Mat√≠as es el 14 de mayo y en esa iglesia tambi√©n se venera a Nuestra Se√Īora de la Soledad, que ejerce el patronazgo en Hortaleza. Una dimensi√≥n de Cristo Salvador es la ayuda social y educativa, con las clases de apoyo y los cursos de formaci√≥n.

El oficio evangelizador

En San Mat√≠as hay un grupo de la Asociaci√≥n de la Medalla Milagrosa, propia de la implantaci√≥n del carisma vicenciano a las parroquias en las que trabajan. Por cierto que hasta hace bien poco hab√≠a una comunidad de Hijas de la Caridad que colaboraban estrechamente con esta parroquia. As√≠ como en la parroquia del Cristo Salvador hay una comunidad de hermanas de Nuestra Se√Īora de la Compasi√≥n que est√°n muy implicadas en la vida parroquial. Ya lo dijo san Vicente Pa√ļl en una hist√≥rica conferencia sobre el fin de la Congregaci√≥n, ¬ędar a conocer a Dios a los pobres, anunciarles a Jesucristo, decirles que est√° cerca el reino de los cielos y que ese reino es para los pobres. ¬°Oh, qu√© grande es esto! Evangelizar a los pobres es un oficio tan alto que es, por excelencia, el oficio del Hijo de Dios¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!