Palma y Levante ponen a prueba a los clásicos

En la Copa de la esperanza, como le gusta a Javier Lozano, presidente de la Liga Nacional de Fútbol Sala, llamar a la Copa de España, todo es posible. En veintinueve ediciones se han visto sorpresas de todo tipo, con los equipos grandes mordiendo el polvo de forma inesperada y clubes modestos levantando el título cuando su nombre no había aparecido en los pronósticos.

La XXX edición del torneo, que comienza hoy en el pabellón valenciano de la Fuente de San Luis, no será menos. Es, de hecho, el año en el que apostar por un ganador se antoja más aventurado. En las quinielas parten como favoritos los tres grandes, Movistar Inter, ElPozo Murcia y Barcelona Lassa, pero nadie se atreve a descartar a un Jaén Paraíso Interior que ha ganado las dos ediciones que ha disputado, al Osasuna Magna, que es quizás el equipo que llega en mejor momento a la cita, o el Palma, capaz como ya ha demostrado en liga de poner contra las cuerdas a todo un campeón de Europa.

Ese será de hecho el partido inaugural de un torneo que no sabe de medias tintas. El equipo que ha dominado España y Europa en los últimos años, con Ricardinho y un buen puñado de talento en sus filas, contra el eterno aspirante a colarse entre los grandes, capaz de grandes gestas pero también de sorprendentes decepciones.

Son favoritos los madrileños, pero algo menos después de haber caído tanto en Torrejón como en Palma en los choques ligueros. Sus opciones pasan por recuperar la mejor versión de la estrella portuguesa y por el rendimiento que sean capaces de aportar Álex González en la portería y Chicho en el banquillo ante las sanciones de Jesús Herrero y Jesús Velasco.

Para batir al favorito Palma, que también cuenta con una plantilla de mucha clase pero un escalón por debajo, tendrá que hacer un partido perfecto, sin descuidos que minimicen sus opciones.

¿Un clásico en semis?

Quien gane se encontrará el sábado en semifinales con el vencedor de un choque que es casi un derbi. Los murcianos de ElPozo contra los valencianos del Levante. Podría haber por tanto un clásico en la siguiente ronda, pero los anfitriones, apoyados por su público, tratarán de evitarlo.

El equipo de David Madrid es uno de los que menos opciones tienen de levantar el título según las apuestas previas, pero ni mucho menos sería descabellado que conquistasen el título. Calidad no les falta y si el público les aporta un toque motivacional pueden ser un equipo muy peligroso.

¿Bastará eso para dejar en la cuneta a otro de los favoritos? ElPozo de Diego Giustozzi pese a no estar del todo engrasado como al técnico argentino le gustaría, es una máquina de competir. Al desequilibrio de jugadores como Pito -el hombre a seguir del torneo, Álex, Fernando o Miguelín une el carácter competitivo que el campeón del mundo le ha renovado.

Junto con Osasuna Magna, para muchos ElPozo es el mejor posicionado para pelear por el título por su buen momento de forma, pero habrá que ver si los años de sequía no le pasan factura psicológica ante otros clubes más acostumbrados a tocar metal como Inter o Barça. Algo que solo se podrá comprobar si pasan esta eliminatoria y de paso olvidan la temprana eliminación del año pasado en el madrileño WiZink Center.

Ya el primer día de competición la Copa de España promete emociones fuertes. Los torneos sin red es lo que tienen.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!