Page reprocha a Iceta que se entrometa en la causa judicial

La llegada al Gobierno del PSOE ha cortocircuitado la oposición interna a Pedro Sánchez, muy desactivada tras su sorpresiva victoria en las primarias, pero que se mantenía latente. Pero siguen existiendo los discursos enfrentados entre sí respecto al conflicto catalán. La pulsión entre el discurso del PSC y las federaciones del interior sigue estando muy presente. Ayer volvió a evidenciarse.

El líder del PSC, Miquel Iceta, se encontraba ayer en Madrid para participar en un desayuno informativo. Iceta fue reiteradamente preguntado por su posición respecto al indulto de los líderes independentistas, algo que él defendió y luego se rectificó en la última campaña electoral en Cataluña. Se le preguntaba en presencia de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, que la pasada semana se mostró a favor.

Pero Iceta no quiso entrar en la polémica sobre los indultos, pero sí lo hizo en lo que respecta a la actual situación de prisión preventiva que ha determinado el Tribunal Supremo porque, a su juicio, «está durando demasiado». Además Iceta planteó que esas salidas de prisión serían interesantes desde el punto de vista estratégico porque en estos momentos es «el mayor factor de cohesión para el mundo independentista».

Aunque Iceta insistió en su respeto a «la separación de poderes» y «la independencia judicial», lo cierto es que vino a cuestionarla cuando dijo que no sabe «cómo encaja el delito de rebelión en lo que sucedió en Cataluña».

Las palabras de Iceta se digieren mal en un sector del partido, que tiene en el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, su principal altavoz: «Yo creo que aquí ya hay mucha gente que ha hecho un máster acelerado en derecho penal, sinceramente no sé con qué intención lo dirá el secretario de los socialistas en Cataluña, yo soy abogado, pero me parece que hay que rechazar siempre cualquier intento de crear una situación ambiental que presione a los jueces, en este tema y en los demás, y pido respeto absoluto con la labor judicial», dijo ayer Page, que criticó que «solo faltaría que fueran los políticos los que tengan que decir el tiempo de las prisiones».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!