Oleada de robos con fuerza en vehículos aparcados en Ciudad Lineal

El pasado fin de semana fue especialmente prol√≠fico. Las ventanillas de al menos una decena de coches amanecieron rotas en diferentes calles de Ciudad Lineal: Antonio Ponz, Emilio Ferrari, Vital Aza… Los robos se repiten con frecuencia desde hace tiempo, m√°s si cabe, con la llegada de las buenas temperaturas. As√≠ lo corroboran las fuentes policiales del distrito consultadas por este peri√≥dico, que subrayan una subida de este tipo de delitos cometidos, principalmente, por la noche y en zonas de poco tr√°nsito. La dificultad es doble para los agentes. Por un lado, la falta de testigos complica sobremanera la identificaci√≥n de los delincuentes, y, por otro, el poco valor de los sustra√≠do (en caso de ser detenidos) impide a los jueces dictar orden de prisi√≥n preventiva hasta la celebraci√≥n del juicio. ¬ęVuelven a la calle y cuando les tenemos que localizar para entregarles la citaci√≥n no conseguimos dar con ellos¬Ľ, subrayan las mismas fuentes.

M√°s all√° de los peque√Īos desvalijamientos, el objetivo de los ladrones resulta en ocasiones m√°s sofisticado. En estos casos, utilizan el mismo ¬ęmodus operandi¬Ľ para acceder al interior de los veh√≠culos, pero solo hurtan la documentaci√≥n de los mismos. ¬ęSuelen ser grupos m√°s organizados que buscan apoderarse de los papeles para ‚Äúdoblar‚ÄĚ los de otros coches sustra√≠dos, de semejantes caracter√≠sticas, para venderlos despu√©s en el mercado negro¬Ľ, advierten los expertos. El destino de los turismos es variable, aunque algunos pa√≠ses del norte de √Āfrica, como Marruecos, est√°n considerados los mayores puntos de venta de turismos fraudulentos de gama media. Por ello, estas bandas de malhechores centran sus esfuerzos en Ciudad Lineal y otros enclaves similares.

Para poner coto a esta pr√°ctica, los agentes investigan los entramados que hay detr√°s de los robos y acreditar si los arrestados pertenecen a una banda organizada. De esta manera, el informe emitido al juez incluye un componente m√°s para evitar que sean liberados tras pasar a disposici√≥n judicial. Otro problema, se√Īalan los agentes, es la falta de personal: ¬ęSi nuestra principal labor es la prevenci√≥n, necesitamos m√°s profesionales en la calle para disuadir a los delincuentes¬Ľ. En las √ļltimas dos semanas, adem√°s del √ļltimo repunte citado al principio del art√≠culo, los hurtos en veh√≠culos se han sucedido en Gutierre de Cetina, Santurce, General Aranaz y Boldano, entre otras v√≠as del distrito.

Asaltos a viviendas

Pese a este incremento, la Polic√≠a ha detectado, en cambio, una bajada respecto a los robos con fuerza en comercios y domicilios. Este hecho obedece a un motivo sencillo. ¬ęNormalmente, si desmantelamos una banda y el juez env√≠a a sus miembros a prisi√≥n, los asaltos disminuyen¬Ľ, relatan las fuentes consultadas, que remarcan el car√°cter itinerante de los grupos que ¬ętrabajan¬Ľ este campo: ¬ęVienen del este de Europa, con un visado de tres o cuatro meses, y aprovechan para dar el mayor n√ļmero de palos y regresar a sus pa√≠ses con el bot√≠n afanado¬Ľ.

Precisamente, el pasado mes de mayo el Grupo de Delincuencia Organizada de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, la Polic√≠a Judicial de Pontevedra y el ECO de Galicia desmantelaron una de las bandas del Este m√°s activa del pa√≠s. Radicada en Madrid, el clan albanokosovar liderado por Sami Dogani, de 54 a√Īos, ingres√≥ en prisi√≥n tras cometer al menos una veintena de robos. Este ¬ęej√©rcito¬Ľ estudiaba las medidas de seguridad de las empresas, cuyos sistemas de seguridad inutilizaban, para despu√©s reventar las c√°maras acorazadas con radiales, taladros, hachas o patas de cabra. Un compendio de instrumentos que muchos de sus hom√≥logos tambi√©n utilizan.

¬ęPor eso recomendamos siempre la instalaci√≥n de cerraduras ‚Äúantibumping‚ÄĚ y anti taladro¬Ľ, inciden los profesionales, conscientes de que la mayor√≠a de bandas dedicadas a irrumpir en viviendas prefieren ir a lo sencillo: ¬ęHay que diferenciar a los que robaron en casa del futbolista √Ālvaro Morata, que act√ļan casi siempre por encargo y son extremadamente profesionales, de los que van casa por casa con el fin de entrar en las de m√°s f√°cil acceso¬Ľ. Grupos, todos, con diferentes roles en su organizaci√≥n: unos se dedican a investigar a los propietarios, otros a ¬ędar el agua¬Ľ si acude la Polic√≠a y completan el reparto los que ejecutan f√≠sicamente los pillajes.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *