¬ęOjal√° pueda seguir la estela de Seve en el golf¬Ľ

Miguel √Āngel Barbero

La carrera de Jon Rahm (24 a√Īos) apunta a un desarrollo espectacular. Despu√©s de su impactante irrupci√≥n como amateur (fue n√ļmero uno mundial dos a√Īos consecutivos), desde su paso al profesionalismo se ha consolidado ya como uno de los mejores jugadores del panorama internacional. En tres a√Īos en la elite ha logrado ya ocho triunfos (cuatro en el PGA Tour y otros tantos en el Circuito Europeo) y est√° plenamente integrado en el ranking universal (esta semana la comienza en la quinta plaza). Sin embargo, lejos de sub√≠rsele el √©xito a la cabeza, el vasco sabe que no ha llegado hasta ese lugar por generaci√≥n espont√°nea, sino que es parte de una cadena evolutiva. Antes que √©l hubo grandes figuras y quiere pasar el testigo a los que vengan detr√°s.

Parece muy responsabilizado con su papel en el golf espa√Īol, no es normal que un chico de 24 a√Īos tenga las miras puestas en dejar un legado para la posteriodad

Uno de los objetivos que me puse cuando empec√© a jugar al golf era elevar el inter√©s por este deporte en Espa√Īa, como hicieron antes que yo Seve Ballesteros, Chema Olaz√°bal o Sergio Garc√≠a. Por eso debo hacer mi trabajo para llegar a un siguiente nivel y que la rueda no se pare. Esa es mi aspiraci√≥n y me enorgullece que siga creciendo la afici√≥n.

Ha mencionado a grandes deportistas. ¬ŅSe siente usted como el modelo actual del golf espa√Īol?

-No s√© si lo soy, pero me encantar√≠a serlo. Yo crec√≠ con muchos referentes cercanos (Miguel √Āngel Jim√©nez, √Ālvaro Quir√≥s, Sergio, Chema, Nacho Garrido, Seve en sus √ļltimos a√Īos‚Ķ) y era dif√≠cil no tener a alguien en mente. De ah√≠ que me encantar√≠a que los m√°s j√≥venes estuvieran pensando en jugar alg√ļn d√≠a contra m√≠ y ganarme, que es lo que hac√≠a yo hasta hace poco. Ser√≠a todo un honor.

Habla de la cercan√≠a a los √≠dolos, pero para ello no basta con ver torneos por televisi√≥n. ¬ŅHasta qu√© punto es importante que haya torneos de calidad en Espa√Īa?

Es fundamental y una de las grandes razones por las que me encanta volver, para que alg√ļn jugador m√°s joven pueda ver a los que ya estamos arriba. Es algo que yo no pude hacer muy a menudo cuando era peque√Īo y cuando lo hice supuso un cambio total. Fui a un Volvo Masters que casualmente gan√≥ Justin Rose, con el que jugu√© en la Ryder Cup a√Īos despu√©s‚Ķ nunca se sabe. Son cosas que pueden pasar y eso es lo que me gustar√≠a, que en un futuro pudiera suceder lo mismo con alg√ļn chaval de los que vengan esta semana a Madrid. Esto es una cadena y ojal√° pueda ceder el testigo a otro espa√Īol que pueda ocupar el lugar que yo ahora ocupo y que siga subiendo el nivel del golf en nuestro pa√≠s.

Su regreso estos d√≠as se debe precisamente al Open de Espa√Īa que se celebra en el Club de Campo Villa de Madrid y en el que defiende el t√≠tulo que tan brillantemente gan√≥ el a√Īo pasado. ¬ŅVolver como campe√≥n le motiva m√°s, si cabe?

Llego con muchas ganas. Si la semana de un campe√≥n defensor suele ser un poco ajetreada, defender el t√≠tulo en Espa√Īa seg√ļn he jugado este a√Īo va a ser un poco m√°s intenso de lo normal. Lo afronto muy motivado, estoy deseando volver al torneo y a un gran recorrido como este, en el que no he jugado desde hace tiempo. S√© que ser√° divertido; a ver si puedo sumar otra buena semana y repetir el √©xito.

La sede, adem√°s, es muy especial, pues es el √ļltimo campo en el que su admirado Ballesteros gan√≥ una prueba internacional, el Open de Espa√Īa de 1995. ¬ŅLo tiene en mente?

Por supuesto, lo tengo muy presente, s√≠. Es un gran campo, dise√Īado por Javier Arana (en los que normalmente juego bien) y espero hacer un buen papel. Aparte de toda la presi√≥n comentada est√° la de poder repetir mi nombre en una copa muy especial, en un torneo que a Seve le gustaba mucho y en el que fue m√ļltiple campe√≥n. Ojal√° pueda ser el tercer espa√Īol de la historia en retener el t√≠tulo (antes lo lograron √Āngel de la Torre en 1917 y Marcelino Morcillo en 1949).

Un ídolo popular

Ya sea por su calidad deportiva, su esp√≠ritu competitivo o por su carisma (o por la suma de todo ello), Jon Rahm no deja indiferente a nadie. Despu√©s de su victoria en el Abierto Nacional de 2018 el gran p√ļblico volvi√≥ a interesarse por el golf y su figura salt√≥ a los medios generalistas y a las televisiones. De hecho, seg√ļn un estudio a√ļn in√©dito de las universidades Complutense, Carlos III y Rey Juan Carlos, el impacto period√≠stico de su t√≠tulo hizo que las publicaciones sobre golf se multiplicaran por cinco.

¬ŅEs consciente de que ahora se habla m√°s de golf gracias a usted?

No ten√≠a ni idea de ese dato. Por suerte y por desgracia a la vez, juego principalmente en Estados Unidos y no veo lo que pasa en el d√≠a a d√≠a en Espa√Īa. Ahora bien, s√≠ que es cierto que cada vez que vengo noto que hay m√°s inter√©s y cuando me llaman desde casa me dicen que no me hago una idea de c√≥mo est√°n cambiando las cosas. Llega un punto en el que es divertido, porque ahora voy andando por Bilbao y la gente ya me para a menudo… aunque tambi√©n es verdad que con un metro noventa no paso desapercibido (bromea).

Tampoco lo hace cuando acude a los torneos infantiles que organiza junto a la Fundaci√≥n Seve Ballesteros. ¬ŅPor qu√© ese inter√©s en promover el deporte infantil?

orque quiero promocionar el golf desde lo m√°s b√°sico. Antes de ser un ganador yo tambi√©n sufr√≠ el no poder participar en los torneos federativos por no alcanzar el h√°ndicap requerido. No hay nada malo en que solo jueguen los mejores, pero a mi me pas√≥ y eso cuando eres peque√Īo te frustra mucho. Por eso hemos ideado nuestros torneos de una manera diferente: tanto para los m√°s peque√Īos que todav√≠a no tienen buen nivel, como para los que, teni√©ndolo, no tienen tiempo para competir habitualmente. Nuestras pruebas duran un m√°ximo de dos horas en las que est√°n juntos, se divierten y cuando puedo paso un rato con ellos y con otros profesionales. Es otra manera de ver el golf. Y tambi√©n queremos que los ni√Īos entiendan lo que es importante en esta vida, los valores del golf, y donan lo recaudado a la Fundaci√≥n Aladina. De verdad que estar con ellos me llena igual que cuando estoy compitiendo con los m√°s grandes.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!