¬ęNunca llamar√© a Rubiales para quejarme del VAR¬Ľ

Si el anterior presidente del Athletic hab√≠a practicado una pol√≠tica de comunicaci√≥n de casi total hermetismo, el reci√©n elegido ha emprendido desde el pasado 28 de diciembre el camino contrario: se le nota que tiene unas ganas enormes de difundir al resto del planeta f√ļtbol el mensaje de la hist√≥rica entidad vizca√≠na. El solo gesto de querer ser √©l quien venga a la tambi√©n hist√≥rica Casa de ABC demuestra el talante de este cocinero y empresario de √©xito al que, en este momento de su vida, le queda corta la frase ¬ęcomo ni√Īo con zapatos nuevos¬Ľ. En cada gesto, en cada respuesta de los tres cuartos de hora largos de conversaci√≥n, le brillan los ojos a Aitor Elizegi (Bilbao, 1966), comprometido con un discurso de ¬ęTrabajo, respeto, identidad y equilibrio¬Ľ.

-En estas siete semanas, ¬Ņqu√© es lo que m√°s le ha sorprendido y lo que m√°s le ha desagradado de todo lo que ha visto?

-Es imposible encontrar algo negativo siendo presidente del Athletic. El d√≠a a d√≠a de la entidad te manda un mensaje de fortaleza, de esperanza, de cari√Īo y de comunidad. Es un club hecho por much√≠simos peque√Īos detalles, e ir descubri√©ndolos te hace despertar con toda la ilusi√≥n del mundo. De hecho, cada d√≠a que se acaba en el Athletic es una tristeza, un d√≠a que no se volver√° a repetir.

-¬ŅQu√© tiene el Athletic? ¬ŅQu√© tiene de diferente como para que su aficionado hable con tant√≠sima pasi√≥n?

-Hemos recorrido varios trayectos como entidad. Primero disfrutamos del √©xito a trav√©s de un mensaje de identidad y de cantera. Trabajo local. Ahora se ha puesto de moda el t√©rmino kil√≥metro cero: sostenibilidad, econom√≠a circular… Eso era el Athletic a primeros de siglo, alrededor de Lezama se crea un v√≠nculo, y ese mensaje lo entendi√≥ todo el mundo y se comparti√≥. Se hablaba de ese Athletic m√≠tico. Luego tuvimos un recorrido m√°s complicado, en el que aprendimos a perder. Pocas entidades saben perder. Sab√≠amos que costaba triunfar, pero manten√≠amos el orgullo de lo local. Ah√≠ dejamos de compararnos, y eso fue muy sano. Lo tendr√≠an que hacer otros colectivos y otras sociedades. Nuestro triunfo era y es seguir abriendo las puertas a la gente de casa, en el buen sentido del t√©rmino. Para nosotros, un t√≠tulo es que un cadete se convierta en jugador de Primera. Que un club convenido avance, o que el femenino crezca con orgullo y esfuerzo. Para nosotros cada vez es m√°s dif√≠cil ganar, pero a cambio disfrutamos de esas 24 fichas femeninas de gente que conocemos de cerca, con sus familias, sus compa√Īeros y compa√Īeras… En el siglo XXI, m√°s clubes pueden jugar como el Athletic.

-En este f√ļtbol de jeques, tiburones, clubes Estado y millones, ¬Ņpuede sobrevivir el Athletic?

-Yo creo que el club Estado es un error. Un club de f√ļtbol debe recordar y agradecer a la comunidad a la que pertenece, no hacerlo es un error de concepto. Es cierto que en nuestro recorrido el esfuerzo es mayor, pero se empieza a hablar de esta manera de hacer deporte. Llevamos varios viajes a Madrid y cuando trasladamos nuestro mensaje, el de un club que trabaja la cantera, escuchamos al otro lado de la mesa, tanto en privado como en p√ļblico, que hay que premiar esta forma de hacer deporte. Lo dice la Liga, la Federaci√≥n, otros clubes… Pensamos que se puede trabajar as√≠. De hecho, estamos aplic√°ndolo al femenino, creemos que puede tener el mismo ideal del f√ļtbol de principios del siglo XX.

-Pero clubes como el PSG juegan con una baraja muy distinta a la suya.

-Estas diferencias marcadas por un dopaje econ√≥mico no interesan a nadie. Adem√°s, son puntuales. Casi nunca repercuten ni crean riqueza permanente. Forman peque√Īas burbujas. Cuando desequilibramos a un jugador infantil, o incluso a un alev√≠n con ofertas fuera del mercado, estamos rompiendo las reglas b√°sicas.

-¬ŅEl f√ļtbol es lo que menos importa del f√ļtbol ahora mismo?

-Lo m√°s importante del f√ļtbol son las personas, la capacidad que tiene de crear conexi√≥n, igualdad, oportunidades… Todav√≠a un chaval de origen humilde se puede permitir recorrer el trayecto hasta Primera divisi√≥n si se crean oportunidades para √©l. El esfuerzo, la constancia y el talento todav√≠a se premian en el mundo del f√ļtbol. Pero cuando se rompen las reglas, y hacemos migrar a un chaval para romper ese equilibrio familiar, nos equivocamos. El f√ļtbol no tiene sentido si lo que ocurre en el c√©sped no transmite a los que estamos en la grada. ¬ŅPara qu√© se juega si no hay v√≠nculos e identidad entre los que juegan y los que est√°n en la grada?

-Habla mucho de la cantera. Pero cuando el primer equipo del Athletic est√° mal, se tapa todo.

-Est√° todo tan ramificado en el Athletic que en la derrota sufre todo el territorio. En Lezama, se nota especialmente. Hasta el ¬ęegun on¬Ľ (buenos d√≠as) con el que te saluda el vigilante de seguridad suena diferente.

-¬ŅLe gusta la exclusividad del Athletic o le gustar√≠a que hubiera m√°s casos?

-¬°Por favor! ¬°Ojal√° hubiera m√°s Athletics en el mundo! Despu√©s de conocer casos como el del PSG, sin querer demonizar a nadie, percibes que se han roto las reglas despu√©s de aquel fichaje de aquel verano (Neymar, 222 millones)… Me voy a meter en un l√≠o. Yo soy adicto a Messi, pero creo que ha roto muchas de las reglas del equilibrio que debe tener un equipo. Nadie hace deporte en equipo solo. Alrededor debe haber equidad y las mimas oportunidades, tener sensaciones parecidas. Solo no eres nadie. Nadie llega arriba solo. En este caso hablamos de un genio, pero que un futbolista fagocite el 20 o el 30% del presupuesto de un club no est√° bien. No est√° bien. Un club son 24 fichas, quiz√° m√°s. M√°s el cuerpo t√©cnico. Todos tienen que disfrutar y estar juntos, notar que se reparte la riqueza que se genera. Por supuesto que el talento se premia, pero nosotros tambi√©n reclamamos a la Liga y a la Federaci√≥n que se premie el trabajo de cantera. Admitimos que hay parte de espect√°culo y del business, claro que s√≠, somos gente de la empresa y de la industria. Pero hay que premiar el esfuerzo y poner en valor el hecho de que un alev√≠n llegue al primer equipo. Se tiene que destacar ese recorrido, es muy dif√≠cil de recorrer. Ese ¬ęone club man¬Ľ o ¬ęone club woman¬Ľ que fomentamos nosotros se tendr√≠a que premiar todos los d√≠as.

-¬ŅHay demasiado ruido en el f√ļtbol? El VAR, la guerra entre dirigentes…

-S√≠, el que tiene urgencias necesita solucionar las cosas. Nosotros sabemos que el VAR va a jugar su papel, que los √°rbitros van a jugar su papel, que Luis y Javier (Rubiales y Tebas) defienden sus derechos, y sabemos que lo que est√° bien hecho tiene recompensa. El Athletic lo sabe y transmite un mensaje de calma, de constancia. A nosotros no nos valen las urgencias. Cuando entran los nervios en Lezama, no nos va bien. El f√ļtbol es constancia y trabajo, no prisas. Trabajar con ruido es muy dif√≠cil.

-¬ŅEso quiere decir que no va a llamar a Rubiales si tiene un problema con el VAR?

-Ya saben que no. Me han conocido hace poco, pero ya saben ustedes que Aitor Elizegi no le llamar√° para hablar del VAR.

-¬ŅLe ha pedido la Federaci√≥n llevar a la selecci√≥n a San Mam√©s?

-La selecci√≥n espa√Īola va a jugar en junio de 2020 en San Mam√©s (es sede de la Eurocopa, aunque Espa√Īa debe clasificarse todav√≠a). Damos por hecho que estar√° en San Mam√©s. Es un terreno UEFA y el Athletic est√° haciendo todo lo posible como anfitri√≥n. Es una oportunidad, un proyecto de la ciudad. Estaremos al 100% para lo que solicite la Federaci√≥n.

-¬ŅPedir√°n alguna final?

-Jugar√≠a todos los partidos del mundo en San Mam√©s. Si jugara Espa√Īa, que juegue en San Mam√©s. Ser√° un buen estadio cuando juegue Espa√Īa o el Pa√≠s Vasco cuando juega en Navidad. Lo que buscamos es que las gradas se comporten. Por encima del f√ļtbol est√°n las personas. No soporto al aficionado que increpa al aficionado del banquillo contrario. El respeto est√° por encima de las banderas.

-¬ŅQu√© tal mezcla hacen f√ļtbol y pol√≠tica?

-No queremos conflicto ni inestabilidad. El ruido nunca ha sido bueno. En el Pa√≠s Vasco no nos ha ido bien. Toda esta dificultad para el di√°logo, para el pacto… Es agotador lleves la bandera que lleves.

-¬ŅNo cree que ha podido haber desapego hacia la multitud de pe√Īas del Athletic del resto de Espa√Īa?

-Me gustar√≠a hablar de futuro. El Athletic quiere potenciar esta comunidad tanto en el Pa√≠s Vasco como en el Estado como fuera. Ser del Athletic en Madrid, en Dos Hermanas, en Castell√≥n, en Huesca, en Vigo o en Badajoz es mucho m√°s complicado. Es un orgullo para nosotros. Cuando aterrizas en Dos Hermanas y ves c√≥mo han transmitido el mensaje del Athletic, te emocionas. Nuestra bandera une muchos esp√≠ritus y muchas almas. Detr√°s del escudo hay 120 a√Īos de esfuerzo.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!