«nunca baja la guardia y se merece respeto»

Se llama Rafael Marrero y en Canarias es un reconocido sindicalista que trabaja en Guaguas Municipales, la empresa que gestiona el transporte en la ciudad de Las Palmas y promotora de Metroguagua. En el ámbito profesional y familiar lo conocen como Feluco Marrero. Es o ha sido, no lo aclara, entrenador de boxeo de Aurah Ruiz, la concursante de Gran Hermano Vip, de origen insular.

El acreditado preparador ante la Asociación Mundial de Boxeo de África y Oriente Medio afirma que la concursante del programa de Meiaset «nunca baja la guardia». «Yo soy un trabajador, el deporte es un tema de equilibrio y dedicación al tiempo libre», subraya Feluco Marrero.

Marrero, en declaraciones a ABC, destaca que «he seguido su trayectoria y se entrenaba en el Jet de Juan Espino, en el barrio de Guanarteme». «Coincidimos por casualidad, antes de ser famosa y, que conste, que esto no lo digo para sacar partido a su imagen, el boxeo es una forma de vida, yo tengo mi trabajo, es un deporte».

Sobre la presencia de Aurah Ruiz en el mundo del espectáculo, afirma que «por supuesto, tiene toda mi solidaridad y mi respaldo» y que «tal y como la conozco, es una fiera luchando y, si se conoce un poco la idea de este deporte, el respeto al contrario, la honestidad y la capacidad de sacrificio es la regla de oro», afirma Marrero.

Marrero es el autor intelectual y material de paralizar la ciudad de Las Palmas en demandas de mejores servicios de transporte urbano con el PSOE o con el PP. La última vez fue en 2009. Ahora está volcado con Metroguagua, un proyecto que reformula todo el sistema de transporte y espacios urbanos de la ciudad de Las Palmas. El plan, financiado por la UE, cuenta con respaldo social de todos los partidos, sindicatos, empresarios e instituciones.

Feluco Marrero afirma que «en el plano del espectáculo, como he visto, Aurah Ruiz lo que estaría interpretando, desde mi punto de vista es un papel, y el boxeo es algo así. Ha tenido que inventarse para hacer frente a los problemas de crianza de su hijo, de eso no tengo duda». Agrega que «es una buena niña, educada, una canaria trabajadora y a la que nadie ha regalado nada».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!