Nuevos rugidos en la Gran Vía

Emoción es la palabra que repiten con más frecuencia los que, desde el escenario o sus alrededores, forman parte de la producción española de «El rey león». El musical acaba de levantar el telón de su nueva temporada, la novena; en las próximas semanas se alcanzarán los cinco millones de espectadores, y se han llevado a cabo más de 3.300 funciones desde que se estrenara, el 21 de octubre de 2011.

«El rey león» no solo es uno de los musicales de mayor éxito internacional en la historia del género -actualmente hay ocho producciones en escena-, sino un fenómeno absoluto del teatro actual. Estrenado el 13 de noviembre de 1997 en Broadway, es ya el tercer musical más longevo en la cartelera neoyorquina. Casi dos años después llegó a Londres, donde el 19 de octubre cumplirá veinte años ininterrumpidos en el Lyceu Theatre.

También en España sus cifras son de récord: ocho temporadas consecutivas en el mismo teatro con llenos casi diarios son un aval que no ha presentado ninguna otra producción teatral en nuestro país. Yolanda Pérez Abejón, directora general de Stage Entertainment, señala que en los últimos tiempos se ha notado un incremento en el público latinoamericano, y lo relaciona con que la de Madrid sea la única producción en español que se representa actualmente. Recuerda también que aproximadamente un ochenta por ciento de los espectadores de «El rey león» son de fuera de Madrid.

Muchos son quiénes se preguntan qué tiene de especial este musical para haberse convertido en el gran fenómeno que es. Zenón Recalde, director residente de «El rey león», cree que las causas son tres. «En primer lugar la historia, que es universal y atemporal, que habla de desafíos personales, de superar las dificultades, del sentido de la vida. En segundo lugar la manera de contar esa historia, que mezcla las más sofisticadas tecnologías con las más antiguas técnicas teatrales, además de dotar de humanidad a los protagonistas, que son animales; y todo ello se debe a Julie Taymor, su directora original. Y por fin está la música de Lebo M., de Mark Mancina, de Hans Zimmer y, claro, de Elton John».

El comienzo de la novena temporada de «El rey león» ha traído novedades en su reparto. A él se han incorporado Pitu Manubens (Scar), Fela Domínguez (Nala) y la surafricana Lindiwe Mkhize (Rafiki), que se han unido a otros intérpretes que se han incorporado recientemente a la producción: Tiago Barbosa (Simba), Ricardo Nkosi (Mufasa), Andrea Bayardo (Sarabi), Oriol Burés (Zazú), Antonio Curros (Timón), Ramón Balasch (Pumbaa).

La surafricana Lindiwe Mkhize ha estado trece años interpretando a Rafiki en Londres después de hacerlo en Amsterdam. En Madrid, asegura, se encuentra «extremadamente feliz; la gente es muy cálida y acogedora». Lindiwe Mkhize es ejemplo de la multiculturalidad de esta producción, en la que hay intérpretes de trece nacionalidades distintas: España, Angola, Suráfrica, México, Brasil, Cuba, República Dominicana, Colombia, Italia, Francia, Nigeria, Trinidad y Tobago y Jamaica. «Esta mezcla le otorga un sentido especial al musical, y hace que todos seamos una gran familia».

La actriz habla de su personaje, Rafiki, como «un ser espiritual, una madre. Está basada en los “sangomas”, los padres de las tribus africanas, y yo he aprendido de ellos. Me identifico mucho con ella porque realmente me parezco».

También la mexicana Fela Domínguez, que protagonizó en España el musical «El guardaespaldas» y que ya fue Nala en su país natal, encuentra una unión personal con su personaje que le permite darle un rostro diferente a un papel muy marcado por la dirección original, tanto en su actitud física como en su personalidad. «Nala es muy fuerte, tiene una gran responsabilidad hacia el resto de las leonas y su canción, “Nuestro hogar”, la canta en un momento crucial. Para una mujer mexicana interpretar a un personaje así, empoderado y liderando al resto de leonas, es especialmente significativo».

En cuanto a la dualidad animal-ser humano, se refiere a ella como «divina». «Es lo que más disfruto -dice-. Nala es elegante, y cuando canto “Nuestro hogar”, una pieza llena de emociones humanas, no dejo de tener movimientos felinos; es una canción muy coreografiada en ese sentido».

Tiago Barbosa formó parte del elenco de «El rey león» hasta que, la temporada pasada, llegó al papel de Simba. Como sus compañeros de reparto, destaca la emoción como la columna vertebral de este musical, y también ha encontrado en su propia experiencia la llave para afrontar el papel. «Simba echa de menos a su padre, siente frustración, agotamiento. No quiero interpretarlo desde la vanidad, sino desde ese lado. No solo hay que tener una bonita voz, hay que cantarlo desde la verdad y el compromiso. Yo perdí a mi padre también, y eso me hace llorar de verdad muchas veces. Le tengo presente en la frase “Recuerda quién eres”».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!