Nuevos puestos de trabajo para exreclusos de Los Espartanos

Fuente: Archivo

La Fundación Espartanos, que propicia la práctica de rugby en las cárceles como instrumento de superación y reinserción social, ganó otro partido: YPF informó que el mes próximo efectivizará a los siete exreclusos que, a modo de aprendizaje y entrenamiento, venían desempeñándose en estaciones de servicio de la empresa. Además, en junio sumará a otros 10 “espartanos” a su programa de empleabilidad, concertado con la fundación y el Ministerio de Producción y Trabajo.

“Por su excelente desempeño, los siete que estaban haciendo el entrenamiento pasarán a tener un contrato de trabajo”, afirmó el gerente de Empleabilidad de Recursos Humanos de YPF, Andrés Mosteiro. “Y en junio comenzarán la etapa de aprendizaje 10 más”.

“Es una excelente noticia. El cambio en las vidas de los espartanos comienza en las cárceles gracias a que abrazan los valores del rugby, pero para consolidarlo es fundamental que al quedar en libertad consigan trabajo”, dijo Eduardo Oderigo, creador hace 10 años de Los Espartanos, el equipo de la Unidad Penitenciaria 48, de San Martín.

Mosteiro precisó que el fuerte aumento en el número de empleos para espartanos en YPF se debe “no solo a su excelente desempeño, sino a que también avanzan y culminan sus estudios secundarios”.

En la primera etapa, esos puestos de trabajo correspondían a estaciones de servicio del conurbano, pero luego se extendieron a otras cuatro provincias. “Y en la próxima convocatoria también habrá espartanas”, añadió el directivo de la petrolera.

Más de 170 exreclusos que formaron parte de Los Espartanos trabajan hoy en empresas privadas. Rugby, trabajo, estudio y espiritualidad son, según Oderigo (48 años, abogado penalista, exjugador del SIC), “las cuatro patas” sobre las que se basa la recuperación de convictos y exconvictos.

Frente a un índice de reincidencia en el delito que en la Argentina oscila entre el 50 y el 70%, en el caso de los espartanos se reduce a menos del 5%. Actualmente, se juega al rugby en 51 de las 180 cárceles del país, y la cifra va creciendo año tras año. El modelo ya ha sido replicado en España, Portugal, Italia, Uruguay, Chile y Perú.

Con el auspicio del gobierno de San Juan, la Fundación Espartanos y el Banco Macro, el miércoles se anunció la construcción de una cancha profesional de rugby en un penal de esa provincia, que será utilizada también por la Unión de Rugby local. La Fundación Banco Nación levantará, en la misma unidad, aulas para los cursos que lleva adelante Espartanos.

Ofrecimientos

El domingo pasado, LA NACION publicó los testimonios de espartanos que hoy trabajan en empresas, y el de Luciano Guyot (32 años, interno de la Unidad 48), que está a punto de salir en libertad. El lunes, bien temprano, llegó un ofrecimiento a la fundación: un colegio de la zona norte quería darle trabajo a Guyot, cuya familia es de San Isidro. Él jugó al rugby en el CASI y estudió hasta tercer año en el colegio San Isidro Labrador.

“También recibimos otras propuestas para Luciano, pero esa fue la más formal y concreta. Quieren incorporarlo apenas salga”, afirmó Oderigo.

Guyot, que este miércoles concluye su condena de siete años, dijo en su testimonio a LA NACION que les debía todo a Los Espartanos. “Me dieron valores, amigos, ganas de cambiar. Me dieron una segunda oportunidad, y no la voy a desaprovechar”.

El martes, Oderigo tuvo más sorpresas. Una fundación de apoyo a ONG solidarias se comunicó con él para ofrecerle una importante donación.

Cómo colaborar

Las empresas pueden ayudar con la contratación de exconvictos. El trabajo es la clave de la reinserción. Los voluntarios pueden ayudar en rugby, espiritualidad y acompañamiento.

Donaciones

www.fundacionespartanos.org/dona; info@fundacionespartanos.org

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!