nueve años de cárcel después de 37 detenciones

La Audiencia de Madrid ha condenado a Gregorio Rodríguez García, conocido en el mundo del hampa como el Goyito, y a otro miembro de su banda de aluniceros, Luis Miguel G. V., a nueve años y diez meses y nueve años de prisión, respectivamente. Ambos han sido declarados culpables de perpetrar once atracos –durante el pasado mes de enero– en diferentes localidades de la región.

El primero de los golpes fue cometido, según recoge la sentencia, la madrugada del día 5 de enero, en plenas fiestas navideñas. El tribunal considera probado que, tras reventar el escaparate de un restaurante chino de la avenida de la Peseta, se apoderaron de una expendedora de tabaco y de su recaudación. Después se dirigieron a Algete, donde repitieron el asalto en otro restaurante donde lograron apoderarse de otra máquina y de los 500 euros de recaudación que había en su interior. Los vehículos empleados en aquella ocasión fueron un Seat León –uno de los coches favoritos de los aluniceros– y un Audi A-6.

La madrugada después del día de Reyes atracaron con otro alunizaje un bar en la avenida de la Institución Libre de Enseñanza. En esa ocasión apalancaron dos máquinas tragaperras para apoderarse de 1.500 euros.

Con una actividad frenética, en las siguientes 72 horas, se trasladaron a Vicálvaro para atracar una farmacia de la calle de San Cipriano. En aquella ocasión el alunizaje no resultó tan pingüe como esperaban: tras ocasionar unos destrozos valorados en más de 2.000 euros, el Goyito y sus secuaces se llevaron la ridícula cifra de 40 euros.

A la noche siguiente, regresaron a la misma calle pero, en esta ocasión para sustraer un Passat. Con él se desplazaron, de madrugada, atracaron una cafetería de la avenida de Carabanchel Alto de Madrid, apoderándose de la máquina de tabaco. A su paso, también ocasionaron desperfectos en la tragaperras que intentaron abrir sin éxito. Los vecinos alertaron a la Policía pero consiguieron huir. Aún tuvieron tiempo de robar en otro local del paseo de Ginebra de la capital –la caja registradora, entre otros objetos– y en una cafetería en San Sebastián de los Reyes, con un suculento botín de 750 euros en efectivo, además de un jamón y bebidas, y una máquina de tabaco. Entre el 12 y 14 de enero, cometieron tres alunizajes más: en un bar de la avenida de Machupichu y en otro de la calle de Suecia –ambos en la capital– y en un tercer local de Coslada cuyo propietario fue testigo de lo ocurrido.

Los condenados deberán indemnizar con más de 29.000 euros a las víctimas de sus robos por los objetos sustraídos y los daños provocados.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!