Nueva vida para objetos del pasado

Madrid Guardar

La versión navideña de Almoneda Antik Passion vuelve a ofrecer, en el pabellón 3 de Feria de Madrid, una amplia oferta para amantes del coleccionismo de antigüedades y diversos objetos curiosos… más de 25.000. Cinco días durante los que se puede disfrutar de un viaje vintage a través de las décadas -incluso a través de los siglos, ya que hay algunas piezas del siglo XVIII-, tanto para disfrutar de la superficie expositiva como para realizar una compra navideña. Como destacan desde la organización, con mensaje sostenible y recién finalizada la COP25 en Feria de Madrid: el reciclado y la segunda mano como ejemplos de «economía circular».

Diversos estilos, precios y tamaños en mobiliario, joyas, moda y complementos, ropa de hogar, lámparas, relojes, alfombras, balones de rugby, prismáticos, máquinas de escribir, libros, mapas… de todo y para todos, en un recorrido que incluye muebles Art déco, piezas francesas de los siglos XVIII y XIX, joyeros chinos del siglo XIX, una mesa española de finales del XVI en madera de nogal, una colección de aguamaniles de los siglos XVIII y XIX, etc. Y, como cada diciembre, un surtido de propuestas para vestir una mesa de Navidad.

En el caso de los coleccionistas de arte, podrán contemplar las obras expuestas por la Galería Miquel Alzueta donde se exhiben piezas folk inglesas y obras de arte contemporáneo; El Patio Antigüedades, con muebles procedentes de toda Europa; Francisco Retamero y su obra original en óleo sobre lienzo, litografías, serigrafías e impresión digital; las piezas de bisutería y porcelanas de Paloma Martínez Orno, o las propuestas de Sánchez & Family, anticuarios de tercera generación.

Apoteosis vintage

En cuanto a los complementos de segunda mano, expositores como Circa Antiqua mostrarán un gran despliegue de bolsos, tocados, abrigos de visón, mantillas, velos de novia, peinetas, sombreros y sombrillas. Representa el amplio abanico de precios presente en la feria -desde 1 euro a los 40.000 de un bolso de piel de cocodrilo de Gucci-. Las piezas elaboradas a partir del latón o los broches realizados en resina, presentes en el espacio de Marita Segovia, así como los complementos realizados en coral de El Rincón de Mariajo son otras de las opciones. ¿Más ideas? Pasarse por Ulysse Art Decó -bisutería años 30- o Garyus Fur & Vintage -sombreros y abrigos reciclados de los años 60, 70 y 80-.

Las joyas volverán a ser uno de los principales focos de atención, con stands como los de Argucho Iruretagoyena -gemología y joya Antigua- o el de la Galería Dantik, con piezas como una sortija rosetón en oro blanco de 18 quilates y brillantes o un colgante de figura china tallado y policromado, realizado en marfil y oro amarillo de 18 kilates. En pleno siglo XXI, todo tipo de objetos vuelven a cobrar vida cada mes de diciembre en Ifema.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!