Nueva esperanza para la madre de un niño de tres años con cáncer que murió por posible negligencia

La Fiscalía del caso de posible negligencia médica en la muerte en 2011 de Óscar, un niño de tres años de Pinoso que padecía cáncer, ha solicitado una nueva prueba forense a raíz de otra pericial presentada por la parte denunciante.

La madre del pequeño, Virtudes Gómez, mantiene su empeño en que los posibles responsables del fatal desenlace se sienten en el banquillo a dar explicaciones y asumir responsabilidades. Ahora, cuenta además con el respaldo de la plataforma Sanidad y Justicia, que ejerce la acusación particular.

Por eso, ahora ya hay otra vez que clama ante la opinión pública para poner el foco en este drama familiar. «Óscar solo tenia 3 años. Un cáncer con diagnóstico erróneo acabo con su vida. Si se lo hubieran diagnosticado correctamente desde el principio ¡posiblemente estaría vivo!» Así resumen la situación en su página de Facebook desde Sanidad y Justicia, con la conclusión de que hay «más errores médicos sin reconocerse».

Las posibles causas

Esta familia ha luchado desde la pérdida de su hijo en los tribunales, después de las reclamaciones infructuosas en las instancias médicas. Achacan la muerte a que se retrasó el diagnóstico en el centro de salud de Pinoso y posteriormente se trató a Óscar de un tipo de tumor que no sufría. Además, aseguran que hay constancia en el historial de que los médicos ya sabían desde el principio que había indicios de cáncer.

Además de dar difusión al caso a través de los medios de comunicación, de haberse reunido con políticos en Castilla-La Mancha -donde tiene sus raíces Virtudes- y de organizar actividades y pegadas de carteles, el padre del pequeño, Rodolfo, recorrió 600 kilómetros en bicicleta también con el fin de darlo a conocer. En primera instancia, un juzgado de Novelda archivó el caso, que luego reabrió la Audiencia Provincial de Alicante.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!