«Nos interesa la investidura, pero también la gobernabilidad»

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, no cambia su tesis. Queda claro que la prioridad no es ya evitar unas nuevas elecciones, sino la «estabilidad y gobernabilidad» en el próximo Ejecutivo. Por su parte, desde el Congreso de los Diputados, la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, ha asegurado que «la situación con Unidas Podemos está como estaba». Es decir, no hay avances para llegar a un acuerdo.

Antes de participar con Pedro Sánchez –que ha vuelto a no hacer declaraciones a la prensa– en un encuentro con asociaciones LGTBI, Calvo ha justificado que Unidas Podemos «no aceptó» en julio la propuesta de un Gobierno de coalición. La número dos de Sánchez ha dicho que «nos interesa la investidura» el objetivo prioritario es garantizar «la gobernabilidad de verdad» como argumento para rechazar un Ejecutivo compartido que creen que sería muy inestable.

Calvo y Lastra han argumentado de manera unívoca la negativa: «Con Unidas Podemos no sumamos mayoría absoluta», ha apuntillado. Asimismo, a la entrada de la Diputación Permanente, Lastra les ha culpado de ser ellos los que han quebrado la opción del Ejecutivo bicolor.

«Le hicimos una propuesta sincera, generosa y realista y nos pegaron un portazo en las narices», ha lamentado. Por ello, los socialistas aseguran que la única alternativa es el documento programático que Sánchez ultima estas semanas.

«El Gobierno monocolor ha fracasado»

«Volveremos a ofrecerle que apoye un Gobierno del PSOE», ha dicho Calvo, por su parte, que ha contestado con un escueto «no» a la fórmula de la coalición: «Ahora pretendemos compartir un programa progresista amplio», y ha pedido a Pablo glesias «que no cierre el paso otra vez a un presidente de los socialistas». «Lo importante es hablar de las políticas y cuando acabemos hablaremos con Unidas Podemos», ha explicado Lastra.

Desde Unidas Podemos, sin embargo, aseguran que aún hay tiempo para llegar a un acuerdo de coalición y no están dispuestos a aceptar el «trágala» de dar su apoyo desde el exterior. La portavoz adjunta del grupo confederal en el Congreso, Ione Belarra, ha asegurado a la entrada de la Diputación Permanente que se lo han puesto «muy fácil» al PSOE con las cuatro opciones de Gobierno reflejadas en el documento de 119 páginas para «recuperar el diálogo».

La portavoz adjunta de Unidas Podemos, además, ha explicado que un Ejecutivo monocolor del PSOE no será viable: «El modelo de Gobierno de partido único se ha mostrado fracasado en los últimos meses. Es urgente que nos sentemos a dialogar y negociar».

Por otro lado, la portavoz de la Ejecutiva de Podemos, Noelia Vera, ha respondido en Telecinco al PSOE que dejen de moverse «excusa tras excusa» porque para dar «estabilidad» al Gobierno es necesario «un acuerdo global» que contemple una coalición y un pacto programático.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!