«Nos duele en el alma ver así la escultra de Bahamontes»

«Sentimos una impotencia máxima. Nos duele en el alma ver así esta obra de arte que con tanta ilusión donamos a la ciudad de Toledo a través de nuestra Fundación». Este es el sentimiento de Soliss, que pagó y cedió la escultura la ciudad de Toledo en mayo de 2018, tras ver destrozado y por los suelos su homenaje a Federico Martín Bahamontes, un proyecto en el que la empresa toledana mostró un gran entusiasmo.

El director de la Fundación Soliss, Eduardo Sánchez Butragueño, lamentó a ABC lo ocurrido y confió en que el Ayuntamiento, a quien pertenece ahora la obra, arregle pronto los desperfectos, realice los trabajos pendientes de solado e incremente la vigilancia en la zona con la instalación de una cámara de seguridad, tal y como se comprometieron.

La Fundación Soliss se volcó durante varios años con este proyecto, que comenzó con la convocatoria del concurso al que concurrieron 15 trabajos entre los que el jurado seleccionó la propuesta del escultor valenciano Javier Molina Gil, que dedicó año y medio al modelado de la obra con un resultado muy elogiado en la ciudad y en el quee propio Bahamontes colaboró sugiriendo cambios y proponiendo ciertos detalles porque era vital que el ciclista se reconociera a sí mismo en la escultura y el objetivo se cumplió con creces. Ahora, habrá que esperar a que la obra vuelva pronto a lucir en la ciudad.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!